Calefacción Avanzada a 250 Metros Bajo el Nivel del Mar

En el desarrollo de máquinas de transporte avanzadas entran en juego requerimientos específicos y un caso concreto son los submarinos, estas máquinas de transporte y de guerra, cuando fueron desarrollados por primera vez el vapor fue usado para satisfacer las necesidades de calefacción de estas embarcaciones. A pesar de que los sistemas de calefacción por vapor hayan funcionado muy bien en los submarinos, exigían demasiado espacio para la tubería en un lugar en el que el espacio es valioso y por ende escaso.

Adicionalmente, si la tubería se estropeaba, causaba pérdidas sustanciales de calor y de energía, y potenciales daños físicos o incluso peligro de muerte a los usuarios principalmente el personal militar. El mantenimiento del sistema también era un problema. La lim-pieza continua de las bobinas de vapor era necesaria para impedir el deterioro con el tiempo debido a la corrosión o a las incrustaciones. Por estas razones la Marina deseaba un método de calefacción más eficiente y seguro para sus submarinos. Querían un sistema con una huella más pequeña. El nuevo modelo debería ser suficientemente resistente para soportar las pruebas militares de choque y de vibración, y debería ser capaz de sobrevivir a los rigores reales de la actividad militar. La empresa Chromalox especializada en soluciones industriales presentó sus calentadores eléctricos de conductos a los ingenieros de diseño de la Marina. Les fue demostrado que es mucho más fácil instalar energía eléctrica en un submarino entero comparando con un sistema de conducción de vapor. La facilidad y flexibilidad de la instalación en áreas compactas y de tamaño reducido del submarino convirtieron esta opción en la elección perfecta para la embarcación. El cableado eléctrico solucionó el peligro de daños físicos para el personal, sin la pérdida de calor de los sistemas de conducción de vapor. Los propios calentadores de conductos son más pequeños y ligeros que un sistema de calefacción por vapor, y casi no necesitan mantenimiento. Los calentadores eléctricos de conductos pueden suministrar calor a zonas individuales, y pueden ser controlados con precisión a través de dispositivos sencillos y compactos.

El diseño del calentador eléctrico de conducto de Chromalox cumplió también con los requisitos de diseño medioambiental de la Marina. Aprobaron las exigentes pruebas militares de choque y vibración. Los calentadores de conducto de Chromalox son desde hace muchos años considerados la mejor opción como método de calefacción, y continúan siendo utilizados hoy. Mediante estas avanzadas tecnologías la empresa Chromalox consigue mantener un buen nivel de confort para el personal militar a más de 250 metros bajo el nivel del mar.

Articulo cortesía de: Chromalox

Filed Under: Calefacción

Tags:

RSSComments (0)

Trackback URL

Leave a Reply