COP22 – Haciendo balance de la acción

La COP22 en Marrakech, Marruecos, fue una COP de acción, o como dijo Rachel Kyte, Directora General de Sustainable Energy for All (Energía Sostenible para Todos): “La COP22 es el tipo de COP donde la gente necesita salir con puntos de acción y tareas para hacer”.

La Proclamación de Acción de Marrakech es una señal importante, ya que la comunidad mundial reafirma su compromiso con la plena aplicación del Acuerdo de París. Ahora debemos acelerar el trabajo de las ciudades, las regiones, las empresas y los inversores, que ya está en curso, para impulsar la aplicación de soluciones climáticas concretas, cada vez más importantes.

Mientras que las aparentemente interminables conversaciones en París hace un año dieron lugar a apretones de manos, lágrimas de alegría y un acuerdo histórico general, pasar de la charla a la acción fue una de las prioridades de la COP de este año en Marrakech. Y con 112 países que han ratificado el acuerdo de París, ya se han hecho compromisos ambiciosos. Esto indica un comienzo prometedor para la era posterior a la COP21, pero ¿cómo podemos mantener el impulso y asegurar una transición exitosa a una economía de baja emisión de carbono de la manera más rápida, suave y rentable posible? 

Tenemos que acelerar. La columna vertebral de un sistema energético de baja emisión de carbono en las ciudades se basa en el excedente de energía. El excedente de energía en sí mismo es una enorme fuente de energía renovable, y al comenzar a circular la energía que ya tenemos, podemos hacer mucho más con mucho menos y ayudar a los países a acelerar su camino a la descarbonización. 

En la COP de acción, el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) presentó su iniciativa de acción: la iniciativa del Distrito de Energía en Ciudades, que se puso en marcha por primera vez un año antes del Acuerdo de París. Esta iniciativa está trabajando ahora más que nunca para desbloquear el enorme potencial de los sistemas energéticos de distrito inteligente en las ciudades. Los sistemas energéticos inteligentes son la clave para integrar el excedente de energía y permitir una transición estable hacia una energía limpia y renovable. Tratar nuestros recursos actuales de una manera mucho más eficiente poniéndolos en circulación significa ante todo que podemos reducir nuestro gasto energético total. El mejor y más sostenible tipo de energía, después de todo, es el que hemos ahorrado. 

Un ejemplo que destaca este potencial es el caso de veinte supermercados daneses, que ya envían su excedente de calor a las redes locales de calefacción de distrito. Uno de esos supermercados, ubicado cerca de la sede de Danfoss en el sur de Dinamarca, ahora ahorra más de 31.000 dólares al año en gas para calefacción. Las emisiones de CO2 se reducen en un 34 por ciento utilizando el excedente de calor del sistema de refrigeración para calentar el supermercado y los edificios vecinos. 

A nivel nacional, las historias de países que funcionan estrictamente con energías renovables durante horas, días o meses son cada vez más frecuentes hoy en día. Ser mejor en la utilización del nivel actual de energía de las energías renovables significaría un progreso aún más rápido y mayor en muchos de esos países, así como en los que no están muy atrás. 

Puede que se sorprenda al escuchar que Costa Rica actualmente tiene el récord de la mayor parte del tiempo transcurrido sin quemar combustibles fósiles; en septiembre se anunció que la nación centroamericana había estado alimentando su red completamente con fuentes renovables por más de 150 días, con 76 de esos días consecutivamente libres de emisiones de carbono. 

Y Costa Rica no está sola en esto. En mayo, Portugal logró funcionar cuatro días seguidos solo con electricidad sostenible. El 7 de agosto, Escocia produjo más del 100 por ciento de la cantidad total de electricidad que alimenta todas las casas y negocios enteramente de turbinas eólicas. Alemania ha estado cerca de lograr el mismo resultado que Escocia varias veces, siendo el último caso en mayo de 2016 cuando la demanda total de energía estuvo casi cubierta por la energía solar y eólica. En Dinamarca hemos tenido días en los que la energía eólica suministró hasta el 140 por ciento de nuestra demanda total de electricidad, lo que nos permitió exportar el 80% de nuestra energía excedente a Suecia, Alemania y Noruega. Si bien las cosas están progresando bien, todavía tenemos un gran potencial. 

En Marruecos, la planta solar más grande del mundo estará en funcionamiento a partir de 2016, proporcionando electricidad limpia a más de 1,1 millones de personas. Esto ayudará al país a alcanzar su plan de funcionar con 40 por ciento de energías renovables para 2020. Será interesante ver si la reciente COP de acción podría alentar a Marruecos a seguir un plan aún más ambicioso para las energías renovables en el futuro. 

Por último, pero no por ello menos importante: hoy, gracias a objetivos inteligentes y ambiciosos, China es el mayor inversionista absoluto del mundo en energía renovable y su gasto en iniciativas de energía sostenible representa el 36 por ciento del total mundial. Igualmente importante es el hecho de que China también ha logrado desacoplar el aumento del consumo de energía por el crecimiento económico mediante la circulación efectiva de excedentes renovables de energía. Un ejemplo de esto es la ciudad de Benxi, donde la planta local de producción de acero suministra el calor para el sistema energético del distrito de la ciudad. 

La acción está ocurriendo. Ahora es el momento de ampliar y replicar. Estamos tomando la delantera en el sector privado. Estamos comprometidos a asegurar la energía sostenible para todos. Al comenzar con la circulación de la energía que ya tenemos, podemos asegurar que esta transformación pueda ocurrir de la manera más rápida y rentable posible. Las ciudades son clave para la transición, pero las ciudades no pueden hacerlo solas. Para tener éxito en la aceleración de la acción catalizada por las asociaciones, la acción política es fundamental: la acción política a nivel regional, nacional y municipal. 

 

Con información de: Danfoss 

Filed Under: FeaturedNoticias Breves

RSSComments (0)

Trackback URL

Leave a Reply