La encuesta del fabricante Lennox sobre uso de energía en el hogar presenta interesantes resultados

En esta época de vacaciones escolares y con un verano atípicamente caliente, es hora de que los propietarios tomen medidas para conservar energía y ahorrar dinero. Una nueva encuesta de Lennox Intl. Inc., encontró que mientras que la mayoría de los propietarios de viviendas pasan la prueba de conservación de energía, deberían revisar sus conocimientos de Energy Savings 101 si quieren llegar a los mejores de la clase mientras se mantienen frescos conservando sus facturas energéticas bajas esta temporada.

La encuesta Home Energy Report de Lennox, encargada por Lennox Intl. Inc., y realizada por GfK Roper, encontró que el ahorro de dinero es un incentivo para ahorrar energía. De hecho, el 29 por ciento de los propietarios prefieren andar en ropa interior en el hogar que gastar dinero para enfriar la casa durante los meses de verano.

Ahora respecto a la eficiencia energética de los propietarios, el veintiuno por ciento se dieron un “A” (con un aumento del 4 por ciento desde 2016), el 45 por ciento se dieron un “B” al clasificar la eficiencia energética de sus hogares (un 6 por ciento de disminución desde 2016) se dieron un “C”, lo que indica que más personas se están moviendo hacia la cabeza de la clase cuando se trata de ahorro de energía.

Aunque una gran mayoría (el 93 por ciento) ha adoptado medidas para conservar la energía, es evidente que varios propietarios ven la oportunidad de aumentar sus esfuerzos.

Cuando se les pidió que nombraran al mayor consumidor de energía en sus hogares, los jefes de hogar femeninos y masculinos fueron casi igualmente identificados (34 por ciento versus el 32 por ciento), mientras que el 21 por ciento de los propietarios dijeron que eran los niños los más derrochadores.

Los propietarios de viviendas ahorran energía en el hogar para ahorrar dinero (64 por ciento, un 5 por ciento menos que en 2016) sobre el medio ambiente; Sin embargo, si el dinero no era un objeto, dijeron que estarían dispuestos a invertir en lo siguiente para aumentar la eficiencia energética: paneles solares o electrodomésticos (39 por ciento este año, comparado con 32 por ciento en 2016), ventanas más eficientes (19 por ciento) Aire acondicionado de alta eficiencia o calefactores (19 por ciento), aislamiento térmico (9 por ciento), termostato programable (7 por ciento), calentador de agua de alta eficiencia (5 por ciento).

“Ahorrar energía y reducir sus facturas de electricidad no tiene que tomar mucho tiempo y esfuerzo. De hecho, algunas acciones simples -como instalar un termostato inteligente, mantener limpios los filtros de aire y cambiarlos regularmente- pueden ayudar a los propietarios a aumentar los niveles de confort, controlar los costos y conservar energía este verano”, comento Trent Davis, experto en eficiencia energética de Lennox Intl. Inc.

Los cambios en el clima no son la única razón por la que los propietarios están motivados para subir (o bajar) el aire acondicionado. La encuesta indicó que los propietarios ajustan la temperatura en su termostato al dormir (57 por ciento), en los ratos de ocio como ver TV o videojuegos (46 por ciento), al cocinar (21 por ciento), al hacer ejercicio (14 por ciento) y al “tener intimidad” (12 por ciento). La encuesta también encontró que casi la mitad de los propietarios estadounidenses encenderán su sistema de aire acondicionado por primera vez en el año en Mayo o Junio, mientras que el 7 por ciento de los dueños de hogares utilizan su sistema de aire acondicionado durante todo el año.

Mientras que muchas personas realizan acciones positivas para reducir sus facturas de energía, algunas ganan un grado de falla por hacer más daño que bien. Veinticuatro por ciento de los propietarios dijeron que han apagado su sistema de enfriamiento completamente durante los días calurosos o sistemas de calefacción en días extremadamente fríos para ayudar a conservar la energía. “El apagar el sistema de aire acondicionado parece una buena idea en teoría, pero en realidad están obligando a la unidad a trabajar más duro”, comento Davis. “Hacerlo utiliza más energía y por lo tanto cuesta a los propietarios más al final. En lugar de encender y apagar el sistema, recomendamos bajar o subir el termostato o, mejor aún, instalar un termostato inteligente, como el Lennox iComfort E30, que lo hará todo mientras usted ahorra dinero. 

Filed Under: FeaturedNoticias Breves

RSSComments (0)

Trackback URL

Leave a Reply