Sabias… ¿Cómo funciona un limpiador de vapor?

El fabricante de sistemas de limpieza Kärcher, una empresa familiar que emplea más de 12,300 trabajadores en más de 110 filiales en 67 países, recientemente presento un estudio donde recomienda el uso de limpiadores de vapor para familias con bebés y con integrantes alérgicos, ya que estos actúan sin químicos que los bebés puedan llevarse a la boca o que puedan causar alergias. Pero la pregunta es: ¿cómo sabemos que el limpiador de vapor realmente limpia y desinfecta?

¿Cómo funciona un limpiador de vapor?

Existen dos tipos de limpiadores de vapor. El SC1 y SC2 funcionan como una olla de presión. En una caldera cerrada se calienta agua hasta llevarla a la evaporación. Con solo un litro de agua y un limpiador de vapor Kärcher se generan 1,700 litros de vapor con los que se puede limpiar una superficie de 75 metros cuadrados. El calentamiento tarda, según el aparato, de tres a seis minutos y medio.

El SC3 funciona como calentador continuo con acumulador de presión. En este caso, sólo se calienta la cantidad de agua que se necesita. La ventaja de este sistema es la rapidez. En sólo 30 segundos el aparato está listo para trabajar.

¿El vapor desinfecta?

Un limpiador de vapor disuelve la suciedad, eliminando el 99.99 % debido a la potente combinación entre presión de vapor y temperatura elevada. Las partículas microscópicas del vapor penetran en los resquicios y poros más pequeños y así disuelven hasta la suciedad más persistente. No son necesarios agentes limpiadores para la limpieza. Los vahos que se generan durante una ducha caliente, no tiene el mismo efecto porque les hace falta la presión.

¿Hay que observar alguna cosa durante la primera utilización?

Si hasta ahora habías apostado al uso agentes limpiadores para la limpieza del suelo, en el transcurso de los años se han acumulado restos de agente limpiador en el suelo. Por eso, la primera vez que usas un limpiador de vapor, estos residuos se sueltan y se presentan como manchas de suciedad con forma de estrías. Por esta razón, debes realizar primero una limpieza básica con el aparato, en la cual la superficie se trate intensivamente con vapor y luego se frote con un paño. Una vez eliminados todos los residuos, realizarás las siguientes limpiezas con mayor rapidez.

¿Qué se puede limpiar con un limpiador de vapor?

Los limpiadores de vapor son universales y, con los accesorios correctos, puedes usarlos para diferentes tareas de limpieza, por ejemplo, con la tobera de suelos, el cepillo redondo, la tobera de chorro concentrado y demás, no sólo se limpian rápidamente suelos duros, sino también griferías, juntas de azulejos o placas de vitrocerámica.

¿Puedo usar el limpiador de vapor también para suelos laminados y parqué?

Si tienes un suelo laminado o de parqué seguramente conoces la regla: sólo se puede frotar con humedad ligera durante pocos segundos. Por esta razón, es posible la limpieza con el limpiador de vapor en el nivel más bajo. La tobera vaporizadora no debe estar demasiado tiempo en un lugar, de ese modo no se generan charcos. Fundamentalmente, sólo se deben limpiar a vapor aquellos suelos laminados y de madera que han sido colocados y pegados profesionalmente.

 

Con información e imágenes de: Kärcher 

Filed Under: FeaturedNoticias Breves

RSSComments (0)

Trackback URL

Leave a Reply