LA CALEFACCIÓN EN EL HOGAR Y LOS NIÑOS

El invierno es una estación especialmente complicada para el cuidado de los más pequeños de la casa: frío, cambios bruscos de temperatura, lluvia, calefacción…

No todos los métodos de calefacción son buenos para hogares con niños. El fabricante Midea presenta algunas consideraciones a tener en cuenta cuando tenemos niños en casa:

 

  1. Algunos calefactores pueden provocar quemaduras en los más pequeños ya que, al estar colocados en el suelo de las estancias del hogar, los bebés pueden acceder a ellos fácilmente y ocasionarse estas lesiones.
  2. Los radiadores situados muy cerca de la cuna pueden producir un exceso de calor durante el sueño y esto aumenta el riesgo de posibles enfriamientos o de deshidratación en los más pequeños. Un exceso de calor en el dormitorio puede también dificultar o interrumpir el sueño de los niños.
  3. Debemos tener en cuenta que, si usamos calefactores de gas o parafina, puede verse afectada la salud de nuestros hijos con problemas respiratorios y cutáneos, por lo que es preferible evitar su uso.
  4. La temperatura idónea a la que debería regularse el termostato en casa estaría entre los 20 y 22 grados centígrados, para evitar cambios bruscos de temperatura al salir al exterior. Si la diferencia de temperatura es notable tanto fuera de casa como entre una estancia y otra, esto puede ocasionar que los niños se resfríen. Para evitarlo, es necesario mantener una temperatura homogénea en el hogar.
  5. Una temperatura excesiva de la calefacción puede provocar que los niños tengan sequedad en la piel, ojos secos e irritación ocular, por lo que regular el termostato en torno a los valores indicados es esencial.

 

Midea Kid Star, el aire acondicionado con bomba de calor diseñado para la habitación de los niños puede utilizarse como calefacción en invierno y cuenta con una eficiencia energética superior a la de los sistemas de climatización convencionales como calderas, radiadores, etc. Al colocarse en la pared, los más pequeños no pueden llegar hasta él, evitando las posibles quemaduras producidas por otros métodos de calefacción.

Estos modelos tienen integrado el Smart sensor, un sensor que detecta la temperatura corporal de los niños, pudiendo percibir si se destapan mientras duermen y evitando que el aire llegue directamente o a una temperatura inadecuada, tiene certificación energética A+ en modo calor y A++ en modo frío, lo que permite reducir el consumo mientras cuidas a tu bebé. Además, .

De acuerdo con el fabricante este es un modelo que ha sido pensado y diseñado especialmente para la habitación de los más pequeños de la casa y prueba de ello es el diseño de su control remoto inalámbrico en forma de osito, fácil de utilizar y pensado para evitar las típicas caídas.

 

Con información de: Midea

Filed Under: Noticias Breves

RSSComments (0)

Trackback URL

Leave a Reply