Karcher prepara el primer modelo de robot de limpieza del futuro

Kärcher prepara el primer modelo de robot de la nueva serie de producción “KIRA” (Kärcher Intelligent Robotic Applications). La máquina autónoma de aspiración y fregado KIRA B 50 permitirá ser empleada de forma rentable en pequeñas superficies. KIRA está diseñada para ejecutar de forma autónoma las tareas de limpieza preasignadas y, según la necesidad, se aproxima a la estación de acoplamiento para recargar las baterías de iones de litio.

El primer relevamiento cartográfico del área de trabajo está concluido después de poco tiempo y el aparato se espera que esté disponible para su uso en los próximos años. El usuario podrá determinar, dependiendo de su necesidad, zonas de higiene que deben ser intensamente limpiadas. KIRA B 50 es de empleo múltiple; por ejemplo, en supermercados y grandes superficies de bricolaje. La nueva categoría de aparato será parte del planteamiento integral en Kärcher para concebir el proceso de limpieza del futuro orientado a los requerimientos. Las diferentes capacidades de la mano de obra y las máquinas disponibles tienen que ser empleadas de la mejor manera posible para elevar la calidad de la limpieza a un nuevo nivel.

Rápida y sencilla configuración
La primera configuración del aparato está concluida después de tres pasos: primero se recorre manualmente el área que será limpiada con la máquina en donde los sensores registran la planta y la cartografían automáticamente. A continuación, se pueden registrar, según la necesidad, diferentes parámetros de limpieza para las áreas individuales que deben ser limpiadas de forma intensiva, como en áreas de entrada en función del aporte elevado de suciedad. La máquina cambia entonces de forma autónoma el modo de limpieza y trabaja, por ejemplo, con revoluciones de cepillo más elevadas y detergentes. En el último paso se comprueban todas las configuraciones en una marcha de prueba.

Para el empleo en diferentes localizaciones es posible registrar varios mapas a los que, según la necesidad, se accede de manera confortable a través de la pantalla táctil.

Explorador
El robot calculará con el programa “FCCP” (Floor Coverage Path Planning) de forma autónoma la ruta más eficiente a través del objeto. Ante posibles desplazamientos prolongados rectos, él creará el máximo rendimiento superficial y cuidará los recursos como el agua y el detergente. Su consumo se adaptará a la velocidad de la máquina. El automático de mantenimiento preciso de carril ahorrará recorridos de marcha innecesarios debido a que las bandas de limpieza sólo se superponen mínimamente. El rendimiento de limpieza no tiene nada que envidiar con relación a máquinas conducidas manualmente. La acreditada tecnología de rodillos con función de barrido previo asume también suciedad basta de forma fiable. Asimismo, es posible una limpieza cerca de bordes: la máquina se acerca a paredes y estanterías hasta 10 centímetros y despliega automáticamente una escoba lateral húmeda. No es necesario un repaso manual.

Estación de acoplamiento
Una vez que el robot sea activado por el operador estará en condiciones de ser trabajado, gracias a su estación de acoplamiento más allá de un turno de forma autónoma. En caso necesario se aproximará de forma autónoma a la estación para depositar el agua sucia y limpiar el depósito, cargar agua fresca y las baterías. Lo más sobresaliente del aparato será calcular el tiempo de limpieza del remanente y cargar las baterías de corriente sólo el tiempo necesario para que la energía cubra todo el tiempo de la tarea de limpieza: las baterías de iones de litio no poseen el llamado efecto memoria; la carga parcial no tiene efectos negativos sobre la capacidad o bien la vida útil de la batería.

Rentabilidad
La nueva máquina de aspiración y fregado será rentable para el empleo sobre superficies pequeñas menores de 1,000 metros cuadrados. Mientras que la máquina limpia, el personal puede emplear el tiempo ahorrado para otras tareas productivas. KIRA B 50 no sólo podrá ser empleado para su desplazamiento autónomo; sino, gracias a su motor de tracción encontrar uso como máquina de aspiración y fregado conducida a mano.

De este modo no será necesaria la adquisición de máquinas limpiadoras adicionales para la limpieza puntual, un cambio de la localización de empleo es posible sin problemas.

Seguridad
Durante la aplicación de la limpieza los sensores ofrecerán la máxima seguridad posible para personas, objetos y máquina. El sistema multisensor registrará el radio de acción del aparato y formará un tipo de “parachoques virtual”, que detecta personas y obstáculos y se detiene delante de ellos o bien los elude. Hasta cristales son detectados por la máquina. Así es posible el empleo durante el tránsito del público.

Gestión de flotas
KIRA B 50 está ligado como estándar a la gestión de flotas Kärcher Fleet; un sistema telemático para la organización del parque de máquinas. A través de GPS y telefonía móvil los limpiadores de edificios saben dónde se emplean sus aparatos, cuándo, qué potencia y en qué estado se encuentran.

La máquina autónoma de aspiración y fregado estará disponible en dos versiones; con volumen de depósito de 50 l o de 80 l. El aparato se fabrica actualmente en la sede central de Kärcher en Winnenden, Alemania.

Filed Under: Nuevos Productos

RSSComments (0)

Trackback URL

Leave a Reply