E-COMMERCE, RETO PARA EL TRANSPORTE DE PERECEDEROS

La evolución de la tecnología y los cambios culturales han transformado los hábitos de consumo. Las redes sociales, las comunicaciones móviles, los smartphones y las tablets están modificando nuestra manera de comprar, incrementando de forma considerable la presencia del comercio electrónico en México.

A medida que la cobertura de internet llega a más rincones del país, las compras en línea aumentan. Cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, indican que el 63% de los mexicanos tiene acceso a internet.1

Factores como el avance de la confianza online, el incremento en la oferta por internet y la mejora en la experiencia de compra, están impactando en el boom del comercio electrónico.

Aunque la mayoría de los internautas usan la red principalmente para consulta de información; la compra de productos, sobre todo de alimentos perecederos y bebidas, van ganando terreno, se prevé que para 2022 crezca 3.7%, lo que equivale a 2 mil 400 millones de dólares.2

El estudio Estimación del Comercio Electrónico en México 2018 revela que, de un universo de cerca de 2 mil personas encuestadas, el 24% compró el súper por internet, con una frecuencia quincenal.3

En ese sentido, el papel que juega el transporte refrigerado de alimentos, dentro de la cadena del comercio electrónico, es fundamental. El reto es satisfacer las necesidades de los clientes con calidad y oportunidad. No puede haber una compra satisfactoria si el producto no llega en las mejores condiciones al usuario final.

“Reducir los tiempos de traslado y cuidar los procesos en la cadena de frío en el transporte de alimentos perecederos, es una prioridad en la que los sistemas de refrigeración confiables juegan un rol fundamental”, así lo comenta José Carlos Gómez, Líder de Ventas de Thermo King Latinoamérica, empresa mundial en control de temperatura de transporte.

La temperatura es vital para garantizar la inocuidad de los alimentos. Al disminuir la temperatura se reduce también la velocidad con la que se reproducen los microorganismos que ocasionan su descomposición.

Con el incremento del comercio electrónico de alimentos, las empresas de logística y transportación han tenido que innovar y hacer uso de nuevas tecnologías que permitan el monitoreo de cargas con especial cuidado en cuanto al manejo de temperatura se refiere.

En conclusión, la venta por internet de productos perecederos como frutas y legumbres se ha convertido en la apuesta de muchas cadenas de autoservicio que buscan reducir el tiempo que invierten los consumidores en comprar sus productos; y es ahí donde la industria del transporte de refrigerados entra para incluir esta tendencia como una de las mejores experiencias hacia el camino a las Ciudades Inteligentes.

 

1 Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares 2017 (ENDUTIH), INEGI.

2 Nielsen

3 Asociación de Internet Mx, 4T, 2018.

Filed Under: FeaturedNoticias Breves

RSSComments (0)

Trackback URL

Leave a Reply