NUEVA GUÍA SOBRE EFICIENCIA ENERGÉTICA PARA EDIFICIOS HISTÓRICOS

ASHRAE publicó una nueva guía para aumentar la eficiencia energética en edificios históricos al tiempo que minimiza la perturbación del carácter histórico del edificio y las características y materiales significativamente históricos.

La Guía de Energía para Edificios Históricos 34-2019 de ASHRAE, proporciona descripciones completas y detalladas de los procesos y procedimientos para la modernización de edificios históricos para lograr una mayor eficiencia medida. La guía está especialmente dirigida a proporcionar orientación para edificios históricos “listados”; es decir, aquellos designados formalmente o elegibles para ser designados como históricamente significativos por un órgano rector.

La Pauta 34 proporciona un procedimiento paso a paso para la actualización de la energía sensible, comenzando con la formación del equipo del proyecto y la recopilación de los historiales de uso de energía y edificios, para instituir medidas de eficiencia energética (EEM por sus siglas en ingles). Las mejoras en la envolvente del edificio, las estrategias de control ambiental, el análisis del sistema de energía, la selección de sistemas HVAC y las consideraciones de diseño de iluminación se tratan en la guía. Todas las recomendaciones se hacen teniendo en cuenta la preservación de la integridad del carácter de construcción, los materiales y los artefactos asociados de gran valor histórico.

“Los miembros del comité que escribieron esta guía tienen un conocimiento excepcional sobre las cuestiones especiales relacionadas con los edificios históricos y el cuidado necesario para preservarlos”, comento la Presidenta de ASHRAE 2018-2019 Sheila J. Hayter, P.E., quien también se desempeñó como presidenta del comité de guías internacionales “La intención del comité fue brindar orientación a las comunidades de todo el mundo y específicamente a equipos de proyectos completos, no solo a los ingenieros”.

Muchos edificios históricos se construyeron sin aislamiento y se diseñaron sin sistemas de aire acondicionado activos (especialmente para el enfriamiento mecánico). La remodelación de tales edificios requiere técnicas especializadas durante la construcción y operación, así como sensibilidad para respetar y preservar el significado histórico.

Dado que se estima que las dos terceras partes de los edificios existentes aún estarán en servicio para 2050, los equipos de proyecto que modernizan cualquier edificio histórico para la eficiencia energética pueden beneficiarse del contenido de la guía.

Con información de ASHRAE: www.ashrae.org

Filed Under: FeaturedNoticias Breves

RSSComments (0)

Trackback URL

Leave a Reply