BOMBAS DE CALOR, LA ALTERNATIVA PARA REDUCIR LA DEPENDENCIA AL GAS RUSO

En Cartagena, España, Investigadores iberoamericanos de Ciencias y Técnicas del Frío se reunieron durante la tercera semana de Abril para analizar las posibilidades de optimización de las aplicaciones del frío tanto para climatización como para la industria agroalimentaria y la industria de procesos, así como para exponer el potencial de nuevos sistemas de producción de frío, como las bombas de calor, que pueden conseguir ahorros energéticos de hasta el 60%.

Edición Digital

Al respecto Antonio López Gómez presidente del comité organizador, comentó: “Todas las posibilidades de ahorro energético son relevantes dado el contexto generado por la injustificada invasión rusa de Ucrania y la crisis energética que puede generar, en la que posiblemente tengamos que racionar la energía, Un escenario en el que, como en todas las crisis, será muy importante la investigación y el desarrollo”, apunta el catedrático de la UPCT y profesor de la Escuela de Agrónomos.

Como alternativa al gas utilizado para generar calor en hogares e industrias, la primera ponencia plenaria del congreso, impartida por el investigador de la Universitat Rovira i Virgili Alberto Coronas, ha destacado la eficiencia de las bombas de calor, máquinas térmicas que reutilizan la energía del entorno y no emiten CO2.

Con bombas de calor se están ya consiguiendo ahorros energéticos de entre el 30 y el 45% en procesos agroalimentarios como la pasteurización de leche o queso o la elaboración de cerveza que requieren de la generación simultánea de frío y calor y existe potencial para llegar a ahorros de hasta el 60%”, ha destacado el ponente.

Con estos equipos se está también ensayando en invernaderos del sureste español para purificar agua mediante osmosis con la energía generada en el proceso de climatización. Y también en piscinas cubiertas para aprovechar el calor expulsado al refrigerar el ambiente para reducir la humedad.

“La carestía de la energía va a hacer mucho más atractivos estos equipos por su alta eficiencia, tanto para las industrias como en sistemas centralizados de climatización de viviendas”, apunta el investigador de la universidad tarraconense.

Otra de las conferencias plenarias del congreso, impartida por Fernando Cerdán, catedrático de la UPCT, habló de los retos que supone la integración de la inteligencia artificial y la sensorización de Internet de las Cosas para optimizar sistemas de climatización. “El objetivo es regular la capacidad de carga del sistema para responder exactamente a la demanda frigorífica, logrando un alto impacto en la reducción de costes económicos y medioambientales”, resume el profesor de la Escuela de Telecomunicación de la Politécnica de Cartagena. “Como el sistema de inteligencia artificial aprende por sí solo, se puede sistematizar su implantación de forma global”, explica.

La sociedad organizadora del congreso, SECYTEF cumple veinte años y vuelve a celebrar su congreso bianual en Cartagena, donde se fundó. Otras ediciones del congreso CYTEF se han celebrado en las universidades de Vigo, Politécnica de Cataluña, Oporto, Castellón, Politécnica de Madrid, Coimbra, Tarragona, Politécnica de Valencia y Universidad Pública de Navarra. El CYTEF 2022 contó con la colaboración de la Fundación Séneca del Gobierno de la Región de Murcia, el Institut International du Froid y la Asociación Técnica Española de Climatización y Refrigeración.

Con información de: Universidad Politécnica de Cartagena