COCA-COLA HA INVERTIDO MÁS DE $140 MILLONES EN SU NUEVA PLANTA EN COSTA RICA

En Costa Rica la compañía Coca-Cola anunció que a dos años de la entrada en operación de la planta de concentrados y bases de bebidas en la ciudad de Liberia, la compañía ha invertido más de $140 millones de dólares.

Edición Digital

El monto de la inversión acumulada fue dado a conocer el pasado jueves 24 de marzo, durante una visita del presidente de la República de Costa Rica, Carlos Alvarado, la Primera Dama, Claudia Dobles, y el CEO Global de Coca-Cola, James Quincey, quienes recorrieron las instalaciones de la planta más moderna de Coca-Cola en el mundo.

El presidente de la República de Costa Rica, Carlos Alvarado, destacó que esta nueva planta impulsará el desarrollo territorial y la generación de empleo.

“Quiero agradecer la decisión de esta prestigiosa empresa de ampliar su presencia en el país y de establecer en Costa Rica la infraestructura más moderna a nivel mundial, que sin duda impacta significativamente en el desarrollo económico local y confirma que Costa Rica continúa siendo una opción muy atractiva para invertir”, agregó.

Desde la planta de concentrados y bases de bebidas de Coca-Cola de Liberia se exporta el concentrado a Centroamérica, Caribe y América Latina. En las instalaciones se producen 164 fórmulas para diferentes bebidas propiedad de la compañía, entre ellas la famosa Coca-Cola.

Datos de la Promotora de Comercio Exterior costarricense (Procomer) ubican a Coca-Cola en el primer lugar en exportaciones de la industria alimentaria, así como el tercer exportador a nivel general en Costa Rica.

El volumen de producción actual en la planta de Liberia es mayor que lo producido en la anterior planta, ubicada en La Uruca en San José. Desde que arrancó sus operaciones en 2020, Liberia ha incrementado significativamente su producción, en la medida que la planta terminó de implementar su capacidad proyectada.

“El inicio de operaciones en Liberia ha permitido agregar la atención a nuevos mercados. La compañía está en permanente evaluación de las oportunidades para mejorar su cadena de abastecimiento y la operación en Liberia está llamada a convertirse en un actor clave”, destacó William Segura, Gerente de Asuntos Públicos y Comunicación de Coca-Cola para Centroamérica.

Para Coca-Cola, la ubicación en Liberia, Guanacaste es estratégica pues provee a la operación de una serie de ventajas logísticas, como la cercanía de un aeropuerto internacional, la salida expedita por tierra hacia la región del norte de Costa Rica y una buena conexión para acceder a los puertos principales.

El Ministro de Comercio Exterior de Costa Rica, Andrés Valenciano, se mostró muy complacido y mencionó que “la inversión realizada en la planta de concentrados y bases de bebidas de la empresa Coca Cola es un gran hito para la compañía, para nuestro país, y en especial, para la región Chorotega. Desde Guanacaste, la planta suplirá de bebidas a Centroamérica, el Caribe, Chile, Perú, México, y otros países de la región. Esta planta nos demuestra el fuerte compromiso, arraigo y confianza de Coca Cola en Costa Rica y en nuestra gente”.

En la planta laboran 130 personas de forma directa para Coca-Cola Industrias, en roles que incluyen las operaciones de manufactura y logística, así como en las áreas de laboratorio y mantenimiento, finanzas y recursos humanos.

La planta cuenta con una amplia diversidad en términos de talento humano, generaciones y personal con experiencia; además, mantiene una distribución muy cercana al 50/50 entre talento femenino y masculino. Es un equipo muy diverso, en donde destaca una presencia fuerte del segmento millennials.

“Gran parte del recurso humano que empleamos es mayoritariamente de la zona, con lo cual generamos una serie de habilidades para los guanacastecos, que en un futuro podrían convertirse en líderes de alguna de las 18 plantas de concentrado que Coca-Cola posee en el mundo. Esta es una planta modelo, por ser una de las más avanzadas tecnológicamente que la compañía ha construido en los últimos diez años en el mundo”, indicó Segura.

En Liberia, Coca-Cola incorporó tecnologías inteligentes con técnicas avanzadas de manufactura, robótica, internet de las cosas, analítica y automatización de procesos. Esto ha facilitado no solo una integración digital para la toma de decisiones con base en la información relevante, sino que también la construcción de capacidades en el recurso humano. El objetivo es desarrollar y transferir este conocimiento, compartir mejores prácticas e impactar positivamente en el ciclo de mejora continua de la organización a nivel global.

Con esta planta, la empresa contribuye también a la expansión de la actividad económica local, con una operación industrial altamente integrada y conectada, que desarrolla nuevas capacidades, tanto en los equipos humanos que laboran directamente como también entre los prestadores de servicios.