COMO TRAIDO DE OTRO MUNDO, EL DISEÑO HVAC QUE PROTEGE AL TRANSBORDADOR ESPACIAL ENDEAVOUR

El transbordador espacial Endeavour recientemente retirado de servicio, que surco el espacio a lo largo de 25 misiones con más de 123 millones de millas recorridas y que como cierre final el pasado mes de Octubre viajo sobre un Boeing 747 modificado para tal efecto desde su base en Cabo Cañaveral hasta el aeropuerto internacional de Los Ángeles, California donde al llegar fue transportado en un remolque por las calles de la ciudad a una velocidad de 5 kilómetros por hora librando toda clase de obstáculos como cables, puentes, arboles, etc., hasta su última morada en el Centro de Ciencias de California.

Edición Digital

La protección del transbordador espacial en el Centro de ciencias de California corrió a cargo de la NASA quién encargo el proyecto a Atila Zekioglu quién es Ingeniero Estructural y Mecánico y a Erin McConahey PE LEED AP, BD+C, el diseño estuvo a cargo de Zimmer Gunsul Frasca Architects LLP. Apoyados por Tony Budrovich director de  operaciones del Centro de Ciencias de California.

DISEÑO ANTI SÍSMICO

McConahey ve como un peligro potencial el que ocurra un terremoto de gran magnitud afectando al Endeavour, por lo que el edificio que lo alberga ha sido construido bajo los estrictos códigos antisísmicos del estado norteamericano de California.

Acorde con estas características, los ingenieros descartaron el instalar equipos y sistemas sobre el transbordador espacial es decir en el techo de la instalación excepto para las 6 líneas del sistema de ductos en el techo necesarias para el sistema HVAC, en consecuencia McConahey decidió instalar un sistema ligero de dispersión del aire por ductos manufacturado por la empresa DuctSox Corp. Estos ductos y su sistema independiente de suspensión por cable elevado cumplieron con las ca-racterísticas en balanceo para disipar la energía durante un violento evento sísmico, superando por mucho a los típicos ductos de metal en espiral y su sistema de anclajes al techo. Además este sistema de ductos textiles comparado con el sistema de ductos metálicos dañarían mucho menos al Endeavour en el caso de la caída de los mismos debido a un evento sísmico importante.

Los ductos textiles son típicamente utilizados por sus favorables ventajas estéticas, su dispersión del aire, su ligereza (hasta 80% más ligeros que los sistemas de ductos metálicos), su eficiencia energética, y las ventajas en costos y tiempos de instalación en comparación con los ductos metálicos. McConahey comento “Decidimos instalar este moderno sistema de ductos textiles en base a todas las precauciones y normas tomadas teniendo en mente que ocurriera un evento sísmico de importante magnitud con lo que la implementación de este sistema provocaría menores daños en comparación con haber optado por la instalación de un sistema tradicional de ductos metálicos.”

Otras importantes medidas que se tomaron como precaución ante la ocurrencia de un sismo fue el uso de isoladores sísmicos en la construcción ya que gracias a ellos se reduce de manera importante la fuerza sísmica debido a que la construcción literalmente flota cuando la tierra se mueve por lo que la ener-gía resultante de las fuerzas de la tierra se reduce, comento Atila Zekioglu.

TEMPERATURA, CONTROL Y ESTETICA

La combinación del ducto fabricado en los Estados Unidos de Norteamérica y de dos unidades manejadoras de aire permitirán al Endeavour y a los millones de asistentes que cada año se dan cita en el Centro de Ciencias de California, estar en un ambiente controlado y confortable. McConahey trabajo en conjunto con la empresa Toro-Aire, fabricante ubicado en Domínguez Hills, California, fabricante de productos para el manejo de aire, lo que aseguro las correctas especificaciones del ducto con orificios de 2 ?ulgadas de diámetro con lo que se proveerá de una correcta circulación del aire desde su ubicación a mas de 70 pies sobre el nivel del piso, cada una de las seis líneas de ductos de 112 pies de longitud corren a través del techo del recinto en un ángulo de 27 grados en paralelo a los arcos metálicos que soportan la estructura del pabellón, en la parte central del techo se tiene un ángulo de 54 grados de giro para conducir cada línea hacia el lado opuesto.

Una de las desventajas que se presentan en el uso de ductos textiles es su contracción durante los periodos de inactividad cuando no se inyecta aire en la línea, sin embargo esto no representara un problema en el pabellón ya que será uno de los primeros en usar el nuevo SkeleCoreTM del fabricante DuctSox que es un sistema FTS (Sistema de Tensión de Fábrica), este sistema de patente pendiente representa un gran avance en sistemas ligeros de marcos metálicos para el ducto. Este es el primer sistema de ductos textiles cilíndricos en la industria HVAC que permite al contratista la instalación de un sistema de ductos suspendidos que evitan el uso de pesadas estructuras de soporte. Esta nueva característica permite que el sistema de ductos textiles se aprecie siempre en su forma cilíndrica incluso en los periodos de inactividad del mismo, eliminando incluso el tradicional sonido inicial que se escucha al echar a andar el sistema cuando se llenan los ductos de aire, “se ve mucho mejor que los ductos metálicos” comento Monika Lannone Ingeniero Proyectista del nuevo pabellón.