Danfoss crea comodidad para osos polares en Brasil

El Acuario de São Paulo ha puesto en marcha una nueva área de 3,000 metros cuadrados para dos osos polares, Aurora y Peregrino. Gracias a la tecnología de Danfoss los dos osos polares ya se han adaptado a su nuevo hogar en Brasil. Es agradable y fresco y se mantiene a una temperatura perfecta para el confort de los osos polares los nuevos residentes en Brasil.

Edición Digital

El nuevo entorno polar es parte de un plan de expansión con una superficie total de 15,000 metros cuadrados de alojamiento de animales de todo el mundo, incluyendo no sólo hábitats marino y fluvial, sino también animales de vida silvestre.

Los dos osos polares provienen de Rusia, y ahora están viviendo en un área de 3,000 metros cuadrados diseñado cuidadosamente para recrear su hábitat original. Tienen a su disposición una laguna de un millón de litros de agua con tres cascadas y una cueva.

“Esto es definitivamente un proyecto único para nosotros en Refrigeración y Aire Acondicionado. Con el fin de mantener a los osos en una zona segura, era necesario que les proporcionaramos una zona ideal tanto en términos de dimensiones y su entorno natural. El lugar debe ser la combinación perfecta de las zonas secas de baja temperatura y lagos”, comento Eládio Pereira, Gerente de Ventas de Danfoss en Brasil.

En base a estas demandas, el acuario diseño una solución que consta de varios circuitos de refrigeración independientes, así como los equipos de respaldo en caso de posibles fallos. Con el fin de acoger a los osos polares, la temperatura ambiente debe permanecer entre menos 5 y 18ºC.

Para mantener la temperatura más precisa para el medio ambiente de acuerdo a las necesidades de los osos, el acuario ha instalado 15 unidades condensadoras Danfoss con intercambiadores de calor de microcanal.

“Danfoss es un sinónimo de fiabilidad. Es por eso que siempre selecciono productos Danfoss en mis proyectos”, afirma Antonio Marcelino de Almeida, Consultor de Refrigeración y Aire Acondicionado contratado para el proyecto en el acuario de São Paulo.

Después de la instalación, el Acuario probo y ajusto las unidades con el apoyo de Eladio Pereira con el fin de validar que las condiciones de funcionamiento se ajustaran a las exigencias de las entidades jurídicas en cuestión. A continuación, se aprobó el nuevo hábitat, y el Acuario, finalmente pudo importar los osos polares de Rusia. La inauguración oficial del acuario se llevó a cabo el pasado 17 de abril.

Nacidos la fría Rusia, estos mamíferos son los primeros de su tipo en Brasil. A pesar de la diferencia de clima entre su patria y Brasil, los osos, que juntos pesan 730 kg, no han tenido problemas para adaptarse a su nuevo hogar.