DÜRR ENTREGA UNA DE LAS INSTALACIONES RTO MÁS GRANDES DEL MUNDO A YISHENG PETROCHEMICAL EN CHINA

En China el grupo químico Yisheng Petrochemical Co., Ltd. ha confiado en las tecnologías de purificación del aire del fabricante Dürr desde el 2010. La inversión más reciente en Ningbo/Zhenhai, al este de China, incluye un total de siete sistemas de control de contaminación del aire mediante regeneración térmica. Garantizan la purificación segura con ahorro de energía y reducción de CO2, de las corrientes del aire de escape contaminado a gran escala. El resultado es una de las instalaciones RTO más grandes del mundo, con una capacidad de tratamiento de 2.31 millones Nm3/h. Para Dürr, el proyecto es uno de los más grandes de este tipo a la fecha.

Edición Digital Noviembre 2022




En su planta en Ningbo en la provincia de Zhejiang al este de China, el grupo químico Yisheng Petrochemical Co., Ltd. produce principalmente ácido tereftálico purificado (PTA). El PTA se requiere como materia prima para el polímero más importante en la industria del plástico, utilizado para producir, botellas, textiles y empaques de alimentos. Yisheng Petrochemical es uno de los productores de PTA más grandes del mundo y sus capacidades de producción en Ningbo son consecuentemente altas. Dos de las siete nuevas líneas de producción del gigante químico producen tres millones de toneladas de PTA al año cada una.

Uno de los desafíos en la producción del polvo incoloro son las corrientes del aire de escape parcialmente contaminadas. Yisheng Petrochemical Co., Ltd solicitó nuevamente a Dürr que se encargara de la instalación de los sistemas Oxi.X RE. Sistemas, que se basan en la oxidación térmica regenerativa (RTO) y que eliminan los componentes dañinos del aire de salida generados durante la producción de PTA. De esta manera Yisheng Petrochemical se asegura de que no escapen gases de salida contaminantes a la atmósfera.

Dürr suministró a Yisheng Petrochemical siete sistemas idénticos Oxi.X RE, para el proceso de oxidación térmica regenerativa y un número proporcional de depuradores húmedos Sorpt.X SW. Cada sistema se compone de un Oxi.X RE de nueve torres, un depurador descendente y una chimenea de gas limpio. La capacidad de tratamiento de un sistema RTO de nueve torres es de alrededor de 330,000 Nm3/h, representando una de las instalaciones RTO más grandes del mundo, con una capacidad de tratamiento de 2.31 millones Nm3/h para las siete unidades.

En las unidades, el aire de escape con contaminantes pasa primero a través de un intercambiador de calor de cerámica regenerativo. Esto calienta el aire de salida, que se encuentra muy cerca de la temperatura de reacción antes de llegar a la cámara de combustión. En la cámara de combustión del sistema RTO, todos los contaminantes se convierten en componentes inocuos al exponerlos a la temperatura de combustión adecuada. Los gases que ahora están purificados pasan de nuevo a través de un intercambiador de calor de cerámica donde liberan su calor y así se completa el ciclo regenerativo.

Después de la oxidación total de los compuestos orgánicos volátiles (VOC) en las unidades RTO, un depurador ácido elimina el bromo y otros compuestos halogenados del gas de escape. Se emite el aire limpio a la atmósfera a una altura de 60 metros a través de la chimenea, que está instalada encima del depurador.

En unos meses, cuatro de las unidades RTO instaladas en Yisheng Petrochemical se pusieron en funcionamiento y han estado operando desde julio de 2021, adicionalmente, tres unidades se encuentran en funcionamiento a partir de enero del 2022. Un total de 1,340 toneladas de acero al carbón y acero inoxidable se usan para las unidades RTO y sus ductos, así como más de 200 válvulas de asiento, más de 220,000 piezas de medios de cerámica y más de 150 kilómetros de cable. Para Dürr, el proyecto es uno de los más grandes de su tipo a la fecha.