El Empire State ahorra millones de dólares durante el primer año del completo plan de eficiencia energética de Johnson Controls

A un año de inicio del innovador proyecto de modernización del emblemático edificio Empire State en la ciudad de Nueva York, se ha superado su primer año de garantía de eficiencia energética en un 5%, ahorrando 2.4 millones de dólares y estableciendo un nuevo modelo comercial para reducir costos, maximizar el retorno sobre la inversión, incrementar el valor de los bienes inmuebles y la protección del medioambiente.

Edición Digital Septiembre 2022




“En primer lugar, el hacer el Empire State   energéticamente eficiente fue una decisión inteligente puesto que nos ahorró millones de dólares en el primer año”, comento Anthony Malkin, Presidente de Malkin Holdings LLC, Malkin Properties, W&H Properties y Vicepresidente de Malkin Securities Corp. “Tenemos un modelo probado que muestra a los propietarios, inquilinos de los edificios y a los operadores cómo reducir costos y mejorar el valor de sus inmuebles me-diante la integración de la eficiencia energética en modelos sustentables de construcción”.

Anthony Malkin y la Iniciativa Clinton Climate para el programa de ciudades y socios afiliados para el Grupo de Liderazgo de Ciudades Climáticas C40, han formado una coalición de las principales organizaciones enfocadas a la eficiencia energética y a la sustentabilidad. El equipo estuvo integrado por Empire State Building, Jones Lang LaSalle, Johnson Controls, y el Instituto de Rocky Mountain.

“Malkin tenía una visión de llevar la innovación a su hito histórico. Los resultados están empezando a consolidarse mientras en el mismo momento se está creando un nuevo modelo a seguir para todo el mundo” comento Dave Myers, presidente de Johnson Controls, Building Efficiency. “Es muy importante hacer frente a los miles de millones de metros cuadrados de edificios de oficinas ineficientes en todo el mundo para satisfacer nuestras crecientes necesidades de energía, ahorrar dinero, crear puestos de trabajo y reducir las emi-siones de gases con efecto invernadero”.

El Empire State no sólo es más eficiente, sino también brindara ahorros estimados de 4,000 toneladas métricas de carbono, el equivalente a 750 hectáreas de bosque de pinos. Una vez que todos los espacios del edificio se reconviertan, el edificio ahorrará 4.4 millones de dólares al año, una reducción del 38% del consumo de energía que reducirá las emisiones de carbono alrededor de 105,000 toneladas métricas durante los próximos 15 años.

“Estos prometedores resultados del primer año ponen en relieve el impacto de este emblemático proyecto global, que continúa siendo un modelo para la acción climática sustentable, no sólo para los propietarios de edificios de Nueva York, sino también en toda la red mundial de Ciudades C40”, comento Terri Wills, director de Iniciativas Globales de C40. El actual presidente del C40 es el alcalde de la ciudad de Nueva York, Michael Bloomberg.

El proyecto de modernización se centró en ocho medidas innovadoras de mejora dirigidas a abordar la infraestructura central de la construcción, los espacios comunes y suites de los inquilinos. La mejora de las medidas realizadas por Johnson Controls y John Lang LaSalle, incluyeron la renovación de todas las 6.500 ventanas, una enfriadora de adaptación, la creación de nuevos controles y un sistema online de gestión energética para los inquilinos.