EL ROL DEL SISTEMA HVAC EN LA REDUCCIÓN DE LA HUELLA AMBIENTAL DE LOS EDIFICIOS

En la pasada celebración del Día Mundial de la Tierra, es importante reconocer que la sustentabilidad sigue siendo una prioridad fundamental en el diseño arquitectónico y la construcción; hoy más que nunca se están adoptando prácticas más sustentables para reducir el impacto ambiental de nuestras edificaciones. Desde el uso de materiales de construcción reciclados y de bajo impacto ambiental hasta la integración de tecnologías verdes, la meta es crear edificaciones que minimicen su huella de carbono y sean energéticamente eficientes. Esto incluye la implementación de un sistema HVAC (calefacción, ventilación y aire acondicionado) de mayor eficiencia y sustentabilidad en los edificios.

REFRINOTICIAS AL AIRE Edición Digital






La industria de la construcción en México, que está valorada en aproximadamente 175.9 mil millones de dólares1, está proponiendo cada vez más los proyectos eco-amigables con el medio ambiente. Y dentro de esta industria, el sector HVAC no es la excepción; por el contrario, está a la vanguardia de las prácticas sustentables, con un enfoque en la optimización de los edificios para la eficiencia energética y la reducción de las emisiones. Trane, líder en el sector de la climatización e innovador climático global, se ha dedicado durante mucho tiempo a mejorar el impacto ambiental de los edificios. Su énfasis en la descarbonización pone de relieve el papel fundamental de los sistemas de control de edificios en el logro de los objetivos del cuidado del medio ambiente.

A medida que los esfuerzos de sustentabilidad corporativa alcanzan su punto máximo, hay un creciente interés en cómo estos afectan a los negocios en general. Si bien muchas empresas desean ser vistas como líderes en temas ecológicos, algunas se preguntan si estos esfuerzos son compatibles con sus funciones comerciales principales.

Por otro lado, “la sustentabilidad es una prioridad clave para las empresas, pero su amplio alcance puede hacer que sea difícil traducir los objetivos en acción”, comenta Carlos García, director general de Trane México. “Pero a través de la descarbonización, un conjunto deliberado de tácticas que forman parte de un modelo de negocio sustentable más amplio, es posible guiarlos hacia un camino más verde”.

Cuando se trata de descarbonización, los controles de los edificios son fundamentales. Las soluciones modernas HVAC, cuando están equipadas con controles avanzados, proporcionan datos procesables que pueden impulsar la reducción de emisiones desde todos los ángulos. Al maximizar la eficiencia energética y gestionar eficazmente los complejos sistemas de climatización, los edificios comerciales pueden contribuir significativamente a un futuro más ecológico.

Se trata de monitorear el uso de energía para gestionar mejor cómo se usa esa energía; esto comienza con el establecimiento de un objetivo de rendimiento de referencia accediendo a los datos del equipo para analizar y establecer objetivos de mejora, es decir, todo radica en controlar el uso de la energía para un mejor consumo. La secuenciación adecuada de las interacciones garantiza que el sistema HVAC funcione con un consumo de energía mínimo, mientras que la programación precisa es esencial para sistemas complejos que incorporan soluciones de ahorro de energía como el almacenamiento térmico, el enfriamiento libre y los sistemas de calefacción electrificada.

Los beneficios de los sistemas de control mejorados son universales, ofreciendo ahorros sustanciales en los costos de energía y reducciones de emisiones; incluso, los sistemas existentes alimentados por gas natural se pueden optimizar, integrando controles de equipos modernos y sistemas de automatización de edificios. Por otro lado, los pequeños ajustes, como la alineación de la programación con la ocupación y el seguimiento de los datos de las tendencias energéticas, pueden traducirse en ahorros significativos a lo largo del tiempo.

Asimismo, es necesario considerar un análisis financiero, operativo y energético para garantizar que los edificios de alto rendimiento cumplan con los estándares específicos para el uso de energía, confiabilidad y el tiempo de actividad de los sistemas, el cumplimiento ambiental, y la comodidad y seguridad de los ocupantes.

Al centrarse en la eficiencia operativa y el mantenimiento proactivo, los edificios pueden transformarse en espacios más sustentables y respetuosos con el medio ambiente. El compromiso de Trane con la sustentabilidad de los edificios subraya el potencial de la industria para impulsar un cambio positivo tanto para las personas como para el planeta. Al celebrar el Día Mundial de la Tierra, adoptemos el poder de un sistema HVAC optimizado para crear un futuro más verde y sustentable para todos.

“El futuro sustentable comienza ahora, a través de la optimización de los edificios. El mensaje de Trane es claro: cualquier edificio puede ser un campeón para las personas y el planeta. Al adoptar sistemas de control automatizados, las empresas pueden contribuir significativamente a los esfuerzos de descarbonización al tiempo que reducen los costos de energía. Este Día Mundial de la Tierra, es posible celebrar un futuro más sustentable con edificios automatizados”, concluyó Carlos García.

No importa lo que se contemple en la próxima generación de puntos de referencia verdes, como la neutralidad de carbono o la neutralidad energética, los principios básicos de la eficiencia energética serán fundamentales para lograr resultados de construcción de alto rendimiento en el futuro previsible.

1 Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC)