La red urbana de refrigeración más grande del mundo

 

Edición Digital

Con información de: ABB México

Aclamada como una “millonaria ciudad dentro de otra ciudad”, Marina Bay es una extensión de 360 hectáreas del centro de la ciudad y del actual distrito de negocios de Singapur, construido sobre terrenos ganados al mar en el extremo sur de la isla-estado, Marina Bay se ha convertido en el nuevo centro de negocios, comercial y de entretenimiento de la ciudad.

Durante la década de 1990 cuando se inició el proyecto de Marina Bay, la refrigeración urbana se identificó rápidamente como el método más eficiente y rentable para proporcionar a los edificios de la zona un clima interior óptimo. Singapur tiene un clima ecuatorial cálido y húmedo, en el que las temperaturas durante el día raramente bajan de 30 grados centígrados.

Las fases 1 y 2 de la red de refrigeración urbana se encuentran en funcionamiento, ofreciendo 1.1 millones de metros cuadrados de alojamiento con aire acondicionado a través de dos plantas de producción de agua helada y una red de tuberías de 5 km.

Entre los edificios más emblemáticos enfriados por la red están el Marina Bay Integrated Resort (un gran complejo comercial que incluye un casino, un hotel, un centro de conferencias, museos y teatros), el Marina Bay Financial Center, One Raffles Quay (un edificio de oficinas emblemáticos que es sede de cinco de los grandes bancos), y la oficina del Asia Square Hotel.

Con el tiempo, la red se ampliará a cinco plantas con una capacidad instalada de 900 megavatios, capaz de ofrecer 8 millones de metros cuadrados de espacio con refrigeración de eficiencia energética.

ABB está jugando un papel clave en este proyecto de refrigeración urbana mediante una vasta solución completa de control eléctrico e instrumentación para las dos plantas de producción de agua helada (una capacidad total de 157 MW), las tuberías de la red, y las estaciones internas por donde el agua fría entrará en los edificios.

La solución incluye celdas de media tensión, transformadores, centros de control de motores de baja tensión, drives de media y baja tensión, e instrumentación para la presión, flujo, temperatura y medición de BTU.

Una de las características principales de la solución es el sistema SCADA de ABB, que monitorea y controla toda la red. Proporciona a los operadores información en tiempo real de la red y el rendimiento del equipo, y les permite optimizar la producción en línea con la demanda y los precios de la energía, maximizando así la eficiencia energética y minimizando los costos de operación.

De acuerdo con los operadores de la red, el Singapore District Cooling, la red establece un nuevo punto de referencia internacional para los edificios comerciales en la producción eficiente de energía y distribución de agua fría. En comparación con las soluciones alternativas, reduce las emisiones de CO2 a 23,000 toneladas por año al ritmo actual de demanda. Se espera llegar a una reducción de 100,000 toneladas al año cuando la red esté completamente desarrollada.

ABB cuenta con una larga y exitosa trayectoria en el mercado de la calefacción y refrigeración urbana, habiendo suministrado numerosas soluciones integradas de control eléctrico e instrumentación de redes grandes y pequeñas en Europa, China, América Central y el Sudeste Asiático.