LG MAGNA E-POWERTRAIN CELEBRAN LA COLOCACIÓN DE LA PRIMERA PIEDRA DE SU NUEVA PLANTA EN MÉXICO

LG Magna e-Powertrain, una empresa conjunta entre LG Electronics (LG) y Magna International Inc. (Magna), celebró la colocación de primera piedra de su nueva planta en Ramos Arizpe, México. Programada para completarse en 2023, la nueva instalación producirá inversores, motores y cargadores integrados para respaldar la producción de vehículos eléctricos (EV) de General Motors. La planta de 260,000 pies cuadrados será la primera base de producción de LG Magna e-Powertrain en América del Norte y se espera que cree alrededor de 400 nuevos empleos.

Edición Digital

“Reforzando la capacidad de nuestra empresa conjunta para desarrollar y producir subensambles de vehículos eléctricos (EV) avanzados, la planta de Ramos representa uno de los pilares clave de la estrategia a largo plazo de LG para convertirse en el socio de innovación de referencia de la industria automotriz», dijo Eun Seok-hyun, presidente de la compañía de soluciones de componentes de vehículos LG.

“Esta nueva instalación demuestra el crecimiento continuo de LG Magna e-Powertrain”, dijo Cheong Won-suk, director ejecutivo de LG Magna e-Powertrain. “El éxito continuo de esta empresa conjunta nos permitirá brindar un mejor soporte a nuestros clientes con los mejores componentes de su clase para la próxima generación de vehículos eléctricos y nos ayudará a expandir nuestra presencia en el mercado mundial de vehículos eléctricos de rápido crecimiento.”

Al evento de primera piedra, que tuvo lugar el 19 de abril, asistieron ejecutivos de LG Magna e-Powertrain, LG Electronics, Magna, General Motors y funcionarios del gobierno local.

“En poco más de un año, agregamos un acuerdo de expansión, identificamos una ubicación estratégica para apoyar a nuestro cliente y ahora estamos en el proceso de realizar nuestros planes”, dijo Tom Rucker, presidente de Magna Powertrain. “La construcción de una nueva instalación es un verdadero testimonio de la fortaleza de esta colaboración y compromiso en la entrega de soluciones innovadoras a los clientes para enfrentar sus desafíos. También refuerza nuestra participación en la transformación de la electrificación, ya sea mediante subsistemas eDrive o sistemas completos.”

General Motors es el cliente fundamental de esta nueva instalación y desempeñará un papel clave en el viaje de GM para construir una cadena de suministro de vehículos eléctricos sólida, escalable, sustentable y enfocada en Norteamérica.