SEGURIDAD Y COMODIDAD EN RESTAURANTES A TRAVÉS DEL CONTROL DE LA HUMEDAD

La vida está volviendo lentamente a la normalidad, a medida que más y más personas salen y se reúnen en sus lugares favoritos para comer. Para los propietarios y gerentes de restaurantes, este aumento de comensales dentro del restaurante es una buena señal.

El sector restaurantero es uno de los más golpeados por la pandemia y ha demostrado su resiliencia y adaptación, en el 2020 registró el cierre de 120,000 restaurantes y/o bares a nivel nacional y la pérdida de 400,000 empleos, de acuerdo con datos de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac).

La recuperación de este sector está comenzando a ocurrir, y una de las principales razones es porque muchos propietarios de edificios y administradores de instalaciones están trabajando e invirtiendo esfuerzo y dinero para asegurarse de crear espacios interiores cómodos donde los comensales puedan respirar tranquilos y consumir sus alimentos con la seguridad de un espacio bien ventilado.

A medida que los clientes se informan más sobre la calidad de aire interior de los espacios que visitan, se vuelven más exigentes, provocando que los establecimientos tengan las condiciones adecuadas para su confort y seguridad mientras estos se encuentran dentro. El retrasar el mantenimiento y el servicio podría costarle, al restaurante y/o bar, que sus clientes ya no regresen.

Asimismo, la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados generó un protocolo de prevención COVID-19 llamado “Mesa Segura”, donde establecen las medidas básicas que deben de considerarse en restaurantes, con el objetivo de afrontar la reapertura. Dentro de los lineamientos generales, los que tienen relación a temas de ventilación son los siguientes:

Los ductos de ventilación y campanas de cocina deberán ser incluidos en la sanitización general de preapertura del negocio y, posteriormente, de forma periódica. Estos deberán funcionar adecuadamente y contar con los cambios de filtros de alta eficiencia, acorde a lo establecido por el proveedor.

Deberán asegurarse de que el establecimiento cuente con ventilación natural o mecánica.
En las medidas de entrada del restaurante se recomienda mantener, de ser posible, las puertas abiertas del establecimiento para evitar contacto con las mismas.
Creando comodidad a través del control de la humedad

La humedad es uno de los aspectos más importantes para crear espacios cómodos para que los comensales ingieran sus alimentos.

Al respecto Carlos García, director general de Trane México comentó: “Si el sistema de aire acondicionado de un edificio o restaurante no recircula el aire como debería, los clientes y comensales lo notarán, sentirán el aumento de la humedad y la temperatura en el restaurante. Notarán ventanas sudorosas, potencialmente sentirán humedad en su mesa de restaurante, incluso verán gotear las rejillas de aire del plafón”.

Para los restaurantes en regiones de alta humedad, esto puede resultar alarmante, ya que con frecuencia puede provocar el crecimiento de moho.

Con tantas variables que afectan la humedad en restaurantes y cocinas, un sistema de automatización de edificios (BAS) puede ayudarlo al control de temperatura y humedad, según las recomendaciones de la Sociedad Estadounidense de Ingenieros de Calefacción, Refrigeración y Aire Acondicionado (ASHRAE).

“En la actualidad, sabemos que muchos restaurantes han cerrado por la emergencia sanitaria en la que nos encontramos, pero sabemos que aproximadamente el 30 por ciento de los restaurantes y edificios comerciales se administran utilizando algún tipo de operación remota. Lo que ayuda a su control”, dijo Carlos García. “Al cambiar de un termostato tradicional manual ‘en persona y en el sitio’, a administrarlo de forma remota, los gerentes de las instalaciones están ahorrando hasta un 15 por ciento o más en costos operativos al evitar las visitas de servicio y los costos de energía simplemente administrando de forma remota los puntos de ajuste de temperatura y los horarios de ocupación, y evitando saturar los espacios y tener sana distancia”.

Con información e imagenes de: Trane México