THERMO KING, DE TRANE TECHNOLOGIES, LANZA NUEVAS SOLUCIONES PARA ALMACENAMIENTO EN FRÍO COMO APOYO PARA LA DISTRIBUCIÓN DE LA VACUNA DE LA COVID-19

Thermo King, una empresa de Trane Technologies (NYSE: TT), ha ampliado su cartera de soluciones de almacenamiento temporal que pueden satisfacer los requisitos exclusivos de las empresas farmacéuticas globales que desarrollan vacunas contra la COVID-19.



Las empresas farmacéuticas, en las últimas fases de los ensayos clínicos, anticipan que necesitarán controles estrictos de la temperatura para mantener sus productos en perfecto estado; estos serán nuevos desafíos. Primero, están las grandes cantidades de vacuna que deben distribuirse; los expertos estiman que se necesitan entre 12 y 15 mil millones de vacunas COVID-19 a nivel mundial.

En segundo lugar, algunas de las vacunas deben mantenerse a temperaturas ultrabajas. Existe infraestructura y conocimientos técnicos para las vacunas “tradicionales”, pero no tanta infraestructura para las vacunas de temperatura ultrabaja con temperaturas que pueden llegar a ser de -70°C.

En tercer lugar, debemos planificar puntos de entrega no tradicionales, como clínicas móviles y hospitales emergentes.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, casi el 20% de los productos sanitarios sensibles a la temperatura resultan dañados durante el transporte, y el 25% de las vacunas llegan a su destino degradadas debido a interrupciones en la cadena de frío.

“Teniendo en cuenta la urgente necesidad global de una vacuna contra la COVID-19, el mundo no puede permitirse interrupciones en la cadena de frío”, declaró Dave Regnery, presidente y director operativo de Trane Technologies. “Nuestras nuevas soluciones de almacenamiento en frío pueden mantener temperaturas de -70°C durante largos períodos de tiempo, se pueden aprovechar para reducir la degradación de una vacuna y, lo que es más importante, podrían prevenir la aparición de ‘desiertos’ de vacunación o la falta de accesibilidad a la vacuna”.

El control de la temperatura y la trazabilidad son esenciales ya que una vacuna se mueve a través de la cadena de frío y se almacena en puntos a lo largo del camino.

Además de lanzar sus soluciones de almacenamiento en frío, Thermo King ha ayudado a los clientes a identificar formas de maximizar el alcance del hielo seco, que a menudo se emplea en el transporte y el almacenamiento de vacunas, pero que cuenta con algunas limitaciones. Un contenedor que emplee hielo seco para mantener un producto congelado puede requerir que el hielo se sustituya si permanece inmóvil durante un periodo largo de tiempo o si está expuesto a condiciones climatológicas extremas. Thermo King ofrece soluciones de almacenamiento que permiten prolongar la vida útil del hielo seco o incluso prescindir de él totalmente.

Estos súper congeladores son súper fríos, tan fríos como Marte; y son realmente grandes, con capacidad para albergar hasta 60,000 viales de vacuna, en comparación con las unidades de refrigerador que contienen alrededor de 1,000 viales.

“Hemos implicado a empresas farmacéuticas y de transporte, legisladores, organismos reguladores y otros socios del sector para debatir sobre formas de reforzar la cadena de frío”, dijo Regnery. “Sabemos que podemos mitigar los riesgos: contamos con un largo historial de experiencia en la cadena de frío y trabajamos activamente para innovar y para abordar las complejidades y los posibles desafíos de la distribución masiva de una vacuna sensible a la temperatura”.

Dejar respuesta

Por favor ponga su comentario
Por favor anote su nombre aquí