Ingersoll Rand logra meta de eficiencia energética 2020 y avanza en el compromiso climático con la energía renovable

La empresa Ingersoll Rand, anunció que ha alcanzado un logro significativo en su Compromiso Climático global antes de lo previsto y está ampliando su compromiso con inversiones de energía renovable en sus instalaciones y fuera de ellas.

 

Alcanzar los objetivos de eficiencia energética

Como parte de su Compromiso Climático global, Ingersoll Rand se comprometió a una reducción del 35 por ciento de su huella de gases de efecto invernadero (GEI) de sus propias operaciones para 2020. Para cumplir con este objetivo, la compañía puso como meta un aumento del 10 por ciento en eficiencia energética a partir de 2013 línea de base, y ha logrado el objetivo dos años antes de lo previsto.

“La eficiencia energética es una consideración primordial en todo lo que hacemos en nuestras propias operaciones y para nuestros clientes de la construcción, industriales y transporte”, dijo Paul Camuti, Vicepresidente Sénior de Innovación y Director de Tecnología de Ingersoll Rand. “Nos complace lograr esta importante meta y agradecemos al equipo de Ingersoll Rand de todo el mundo por reducir el uso de energía y nuestro impacto en el medioambiente, y por mejorar el valor sustentable para nuestros clientes”.

Ingersoll Rand llevó a cabo una auditoría energética de sus propias instalaciones y actualizó los sistemas de aire acondicionado, de controles y la iluminación, eliminó la fuga de energía de sus sistemas de aire comprimido mientras medía, validaba y reportaba los resultados. Esto redujo el uso de energía en 109,000 MM BTU y el consumo de electricidad en 22,000 MWh, que es el equivalente a no quemar alrededor de 11’800,000 kilos de carbón y proveer energía para 1,750 hogares por un año.

 

Comprometiéndose con el uso de energía renovable en sus instalaciones y fuera de ellas

La compañía anunció la inversión en tecnologías de energía renovable para afianzar su Compromiso Climático y reducir su impacto sobre el medio ambiente. En tres grandes plantas de fabricación ubicadas en EE.UU. y China, Ingersoll Rand instaló dentro de sus plantas manufactureras sistemas solares, para reducir el 15% de la carga de energía en estas ubicaciones. Esto es equivalente a ahorrar más de 2 millones de litros y sacar 1,000 autos de circulación.

Además de las fuentes de energía renovables en el sitio, Ingersoll Rand ha firmado un acuerdo de compra de energía (PPA) por aproximadamente 100,000 MWh de energía eólica anualmente. El parque eólico se encuentra en el condado de Baylor, Texas. El PPA reemplaza el 32% del uso de electricidad de EE.UU. de la compañía con energía verde, y reduce las emisiones de GEI del Alcance 2 de EE.UU. en un 32%. Esto equivale a reciclar 26,000 toneladas de desechos en lugar de enviarlos a un vertedero y preservar 600 acres de bosques de los EE.UU.

“La disponibilidad y el acceso a las opciones de energía renovable continúan aumentando, haciéndolo atractivo para fabricantes como Ingersoll Rand y para nuestros clientes”, dijo Keith Sultana, Vicepresidente Sénior de Operaciones Globales y Cadena de Suministro Integrada de Ingersoll Rand. “Contratamos nuestro propio negocio de Suministro de energía de Trane para proporcionar una hoja de ruta sobre cómo ser más inteligentes para hacer nuestras compras de energía, y para organizar un acuerdo que sea responsable con el medio ambiente y bueno para nuestro negocio”.

Filed Under: FeaturedNoticias Breves

RSSComments (0)

Trackback URL

Leave a Reply