GARANTÍA DE INTEGRIDAD EN LA CADENA DE FRÍO Y DISTRIBUCIÓN DE VACUNAS CONTRA COVID-19

La distribución de las vacunas contra la Covid-19, ha crecido a una escala y una velocidad sin precedentes debido a la demanda, esto se ha transformado en un desafío para todos los procesos que componen la cadena de frío global. Los costos logísticos de la cadena de frío representan entre el 15 y el 20%, es decir, al menos de 3% a 8% más que una cadena de suministro en seco. Por lo que representa una enorme inversión en el mercado farmacéutico.

“Teniendo en cuenta la urgente necesidad global de una vacuna contra la Covid-19, el mundo no puede permitirse interrupciones en la cadena de frío”, declaró Jose Carlos Gomez, Director de negocios de Thermo King México. “Nuestras nuevas soluciones de almacenamiento en frío pueden mantener temperaturas de -70°C durante largos períodos de tiempo, se pueden aprovechar para reducir la degradación de una vacuna y, lo que es más importante, podrían prevenir la aparición de ‘desiertos’ de vacunación o la falta de accesibilidad a la vacuna”.

Con las vacunas listas, se ha ido ganando la carrera contra la pandemia. Sin embargo, ahora esa carrera consiste en hacer llegar las vacunas a todo el mundo en tiempo y forma. Una carrera que dirige gran parte de la atención hacia las cadenas de frío globales.

Una carrera que, sin duda, está siendo un maratón para los países que se están adaptando al nivel del desafío: las opciones de vacunas tienen sus propios requisitos de temperatura, que en la mayoría de los casos van de los 0°C a los -70°C, lo que ha significado un desafío de inmensas proporciones para las cadenas de frío globales del sector farmacéutico.

Estos números deben ponerse en contexto. Por ejemplo, la primera fase de vacunas para los 92 países que forman parte de la iniciativa de acceso equitativo COVAX, representa entre 2 y 3 veces el programa de vacunación anual habitual de la UNICEF. Además, no debemos olvidar los datos históricos globales en lo que respecta a la distribución de vacunas:

  • Se calcula que el 25% de todas las vacunas se han degradado antes de llegar a su destino.
  • Casi 3.000 millones de los 7.800 millones de personas que viven en el mundo lo hacen en sitios en los que no hay suficiente almacenamiento con control de la temperatura para desarrollar una campaña de inmunización efectiva.

De acuerdo con Thermo King, es evidente que la escala sin precedentes de la distribución de las vacunas contra la Covid-19, requiere de ideas innovadoras, asociaciones estratégicas y el aprovechamiento de las mejores tecnologías disponibles para mantener una distribución sostenible; por ello, es esencial garantizar la confianza que demanda el sector farmacéutico a través de una efectiva estrategia de transporte refrigerado y almacenamiento de las vacunas.

Se requiere garantizar la eficacia de las vacunas y mantener su integridad en todo momento, desde su producción hasta que llegan al paciente, en un rango de temperaturas que va de los +30°C a los -70°C, así como demostrar el cumplimiento de las prácticas correctas de distribución en todas las fases del proceso, de principio a fin.

Para Thermo King, proporcionar capacidades de registro y seguimiento claras y en tiempo real, para crear un registro de auditoría de confianza del cumplimiento de la temperatura y de la seguridad de las vacunas; es fundamental para garantizar que existe una capacidad suficiente de almacenamiento y de refrigeración en el transporte de las vacunas a todas las comunidades, desde núcleos urbanos masificados hasta zonas rurales de difícil acceso, tanto en el transporte de larga distancia como en la distribución capilar.

Visto esto, lo importante es ofrecer una logística integral con control de la temperatura. Para superar el reto de distribuir las vacunas contra la Covid-19, se cuenta hoy con innovaciones que puedan garantizar una cobertura efectiva en cada paso del camino:

  • Soluciones para almacenamiento en frío que proporcionan un control de la temperatura ultra bajo, temporal y móvil en todos los puntos clave de almacenamiento, con tecnología basada en contenedores que ofrece hasta -70°C.
  • Transporte aéreo con contenedores totalmente eléctricos con certificación para las prácticas recomendadas de distribución farmacéuticas, que ofrecen una cobertura de temperatura que va de 0°C a +25°C.
  • Transporte marítimo que ofrecen un estricto control de la temperatura de +30°C a -70°C.
  • Transporte por carretera basado en certificación para las prácticas recomendadas de distribución del sector farmacéutico, con rangos de temperatura que van de +30°C a -38°C.

Garantizar la integridad de las vacunas en cada paso del camino

Garantizar un control preciso de la temperatura durante el transporte es vital para las estrategias de vacunación que se están coordinando en todo el mundo. Se trata de una tarea que va a poner a prueba a muchas operaciones de logística, al tiempo que afectará al objetivo de las futuras inversiones en tecnología.

En este sentido, cobrarán importancia unidades que pueden ofrecer un control muy preciso de la temperatura tanto en transporte de larga distancia como en distribución urbana. Pero eso no quiere decir que pierdan relevancia aspectos como la rentabilidad y el tiempo de funcionamiento de la flota, así como la capacidad de garantizar que el almacenamiento y distribución de las vacunas puedan hacer frente a la demanda tanto tiempo como sea necesario.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en todo el mundo, un 20% de los productos sanitarios que son sensibles a la temperatura, sufren daños durante el transporte. Otra cifra alarmante: el 25% de las vacunas no llegan a su destino como deberían porque sufren una degradación o un cambio en su temperatura.

Con información e imágenes de: Thermo King