Ventiladores Interconectados para el Ahorro de Energía

El fabricante alemán Ebm-Papst ha creado un sistema interconectado para el control de equipos de refrigeración para el mercado industrial y los sectores de consumo en colaboración con un fabricante norteamericano de sistemas de refrigeración. Esto es importante especialmente para contenidos que requieren de un enfriamiento precisó, como los alimentos perecederos, los medicamentos, la maquinaria productora y de herramientas y los electrónicos industriales.

El uso de sistemas de enfriamiento consistentes de componentes que funcionan aislados usando sus propias unidades de control y sus unidades electrónicas se ha extendido. El nuevo sistema es diferente. Los componente individuales de este contienen ventiladores ahorradores de energía y compresores eficientes, los cuales son inteligentemente interconectados vía una central Electrónica con control unitario de energía como la requerida por el Internet de las cosas IoT. Esto significa que los enfriadores individuales se pueden comunicar unos con otros. Los componentes en uso son conectados en el campo de trabajo vía red y sus datos son accesibles a nivel de sistema.

El circuito del sistema de refrigeración es inteligentemente conectado generando ahorros de energía de hasta el 40%, contribuyendo en el proceso a la protección del clima. El sistema de enfriamiento toma la ventaja del ahorro eficiente de energía, con componentes más pequeños que brindan una reducción de costos y de energía adicionales. Esto conlleva al uso de un menor número de componentes electrónicos que reduce tanto el material como la presencia de fallas. Anticipadamente en su utilización se reduce la demanda de los picos de carga, permitiendo el uso de motores más pequeños que usan menos material lo que reduce los costos aún más. Una reducción de ruido de funcionamiento de 8 dB(A) es otra de las ventajas a favor del sistema. Ello permite y garantiza de forma permanente aplicaciones de operación con una alta eficiencia energética, sin ruido y de manera económica.

Edición Digital Septiembre 2022




En general, el bajo consumo energético del sistema garantiza un enfriamiento precisó. Con ello, también los dispositivos que funcionan de manera aislada (por ejemplo en estaciones de combustible y en máquinas expendedoras de bebidas) pueden ser monitoreadas, controladas, y reguladas de manera centralizada. Este usa parámetros operacionales, funcionales y medioambientales (como temperatura y humedad del aire) que detectan mal funcionamientos en los componentes y efectos adversos o que puedan dañarlos.

Existen más de 50 millones de refrigeradores en todos los establecimientos de venta de alimentos alrededor del mundo y juntos consumen más de 90 TWh/a de electricidad. En suma, el ahorro de energía potencial es enorme: Con arriba del 40 % por cada dispositivo. Ello representa arriba de 30 TW/a, lo que es igual a la producción de energía anual de más de tres grandes centrales eléctricas. La interconexión permite que hasta los dispositivos instalados de manera remota como las máquinas enfriadores y expendedoras de bebidas sean monitoreadas centralizadamente incluyendo la verificación de pérdidas de energía.