BOSCH crea empresa para el Internet de las cosas y servicios

Bosch Connected Devices and Solutions GmbH es la nueva sociedad que Bosch ha creado con el fin de ofrecer a los usuarios productos electrónicos compactos y mostrar el desarrollo del conocido “Internet de las Cosas y de los Servicios”.

Edición Digital

La nueva sociedad se encargará de ofrecer el conocimiento de software para que los más diversos aparatos y objetos se puedan utilizar en varios campos de forma inteligente y a través de internet. El principal objetivo de esta es crear diversas aplicaciones basadas en sensores alrededor de las denominadas “smarthomes”, así como aplicaciones en el ámbito del transporte, la logística y el tráfico vial.
Con unos 6.000 millones de aparatos conectados en Internet previstos en 2015, aplicaciones como las desarrolladas por Bosch permitirán llevar a cabo nuevos servicios que modificarán la vida diaria de las personas y que ofrecen ya un enorme potencial comercial. Se trata de una conexión en red inteligente dentro de un sistema global”, asegura Volkmar Denner, presidente de la Alta Gerencia de Robert Bosch GmbH, quien concluye: “La creación de la sociedad Bosch Connected Devices and Solutions GmbH es un paso estratégico importante, para ampliar nuestra oferta en el campo del Internet de las Cosas y de los Servicios”.
Con sede en Reutlingen, Alemania la sociedad contará con otros centros en Coimbatore, India y Suzhou, China. El centro de las actividades será el desarrollo de sensores y actuadores conectados en red, como, por ejemplo, el encendido y el apagado automático de la iluminación o la apertura y el cierre automático de una válvula.

PEQUEÑOS ELEMENTOS PARA UN MUNDO
CONECTADO EN RED

Bosch se basa en su larga experiencia para el desarrollo y fabricación de productos en las áreas de electrónica y sensórica.
Actualmente, Bosch fabrica más de mil millones de sensores micro mecánicos al año, convirtiéndose así en uno de los proveedores líderes del mundo de sensores MEMS destinados a la electrónica del automóvil y de los bienes de consumo.
Los minúsculos sensores micromecánicos MEMS miden la aceleración, la presión del aire, el campo magnético de la tierra, la velocidad de rotación, los ruidos o la temperatura. Si se programan de forma inteligente con algoritmos de software y se equipan con micro controladores, una batería en miniatura y un minúsculo chip de radio, pueden evaluar estos datos de medición y enviar los resultados a través de Internet, por ejemplo, al smartphone del usuario. Con ello, se pueden introducir en internet prácticamente todos los aparatos que se usan en la vida cotidiana. De esa forma, se unen el mundo virtual y el mundo real.
Los sensores MEMS se introdujeron en la electrónica del automóvil entre los años 80 y 90. El uso masivo de smartphones, tabletas y consolas de video-juegos, desde los inicios del siglo XXI, ha supuesto una nueva expansión que se ha revitalizado ahora con su aplicación en el Internet de las Cosas y de los Servicios. Los sensores, el tratamiento de las señales, las baterías y los emisores son ya tan diminutos, consumen tan poco y son tan económicos que los pueden utilizar miles de millones de personas y objetos.

MULTIPLES APLICACIÓNES
PARA MÁS CONFORT, SEGURIDAD Y EFICIENCIA

Una “casa inteligente” con sensores y software puede detectar, por ejemplo, que las ventanas en la planta de arriba están abiertas y vincular esta información con el informe meteorológico del internet. Para la protección ante un temporal inminente, el sistema podría cerrar las ventanas automáticamente y bajar las persianas. Con la ayuda de “enchufes inteligentes”, se puede encender y apagar automáticamente el sistema de riego de una jardinera en función del grado de humedad de la tierra. Los sensores integrados en los envios de mercancias y perecederos podran ser usados para monitorear su transportación, los datos mostraran el manejo de las mercancias por ejemplo si se manejaron sin cuidado si se dejaron caer si se expusieron a la lluvia o a temperaturas ina-decuadas para su conservación, de esta manera la responsabilidad del transportista siempre sera tomada en serio. Y por su faltara algo si la mercancia desaparece o es sustraída un geolocalizador mostrará la ruta y será facilmente localizable. Con la rapida expansión del comercio via internet, este sera un mercado en franco crecimiento.