BOSCH ENGINEERING INAUGURA UN NUEVO CAMPUS EN ALEMANIA

En la ciudad de Holzkirchen, Alemania, se informó que el proyecto de construcción de un nuevo campus del fabricante Bosch en Holzkirchen, iniciado en agosto de 2019, al sur de Múnich, ha supuesto la excavación de 60,000 metros cúbicos de tierra, la instalación de 3,000 toneladas métricas de acero y la movilización de cuatro enormes grúas. En las horas pico, había hasta 150 trabajadores de la construcción en el lugar. Representantes de Bosch Engineering e ITK Engineering se reunieron el pasado 12 de julio para presentar el nuevo campus de desarrollo. Ofreciendo 17,000 metros cuadrados de laboratorio y oficinas de última generación, el edificio de tres pisos albergará a mediano plazo hasta 900 empleados. Tanto Bosch Engineering como ITK Engineering ofrecen servicios de desarrollo innovadores en los sectores de la automoción, ingeniería ferroviaria y sistemas médicos. La característica definitoria de la nueva ubicación es su atmósfera de campus, que proporciona un entorno de trabajo ultramoderno y creativo que ofrece libertad para la innovación y flexibilidad, al tiempo que promueve una cooperación estrecha y eficaz con socios externos. Para ambas empresas, es su segunda ubicación corporativa más grande, superada solo por sus oficinas centrales en Ruelzheim y Abstatt, respectivamente.

Edición Digital Octubre 2022




El director de la obra, Jens Hofmann, comentó: “Estamos encantados de haber completado con éxito la construcción, ahora contamos con un nuevo y atractivo espacio de trabajo de última generación para alrededor de 500 empleados”.

El edificio cuenta con varias instalaciones de laboratorio en el sótano. En la primera planta, hay una zona de salud y relajación, una cafetería, un restaurante para el personal y una zona de encuentro con los clientes. Arriba, los asociados de Bosch Engineering tienen oficinas en el segundo piso y los asociados de ITK Engineering en el tercero.

“Esta expansión marca un gran acontecimiento en nuestro impulso para fortalecer y aumentar nuestra competencia en desarrollo e ingeniería”, comentó el Dr. Johannes-Jörg Rüger, director gerente de Bosch Engineering. “Todas las actividades en esta ubicación se encuentran en campos de rápido crecimiento y orientados al futuro, razón por la cual la expansión representa una inversión a largo plazo en el futuro de la empresa y nuestro poder innovador”.

Frank Schmidt, director gerente de ITK Engineering, agrega: “El nuevo campus de Holzkirchen nos brinda el entorno ideal para establecer nuevos estándares como socio de desarrollo internacional en el campo del desarrollo de software y sistemas. La región metropolitana de Múnich nos brinda grandes oportunidades para conectarnos con socios y, por lo tanto, avanzar en la tecnología que necesitamos para construir el futuro de la automatización, la electromovilidad, la Industria 4.0, la ingeniería ferroviaria y los sistemas médicos”.

Al lado del edificio hay un estacionamiento con espacio para alrededor de 800 vehículos y alrededor de 150 bicicletas, así como estaciones de carga para hasta 50 vehículos eléctricos y bicicletas eléctricas.

El campus de Holzkirchen ofrece a ambas empresas mucho más que una nueva ubicación de desarrollo. “Queremos brindarles a nuestros empleados un lugar donde puedan trabajar en un entorno óptimo para ellos, según el tipo de tarea o proyecto en el que estén involucrados actualmente”, dice Hofmann. “Esto significa una selección de áreas tranquilas para el trabajo individual, espacios atractivos para tareas creativas y nuestras instalaciones de laboratorio de última generación”. La idea es fomentar tanto la creatividad como la productividad. Detrás de este versátil espacio de trabajo se encuentra el concepto Smart Work que Bosch ya ha implementado en otras de sus ubicaciones. Esto fomenta un estilo de cooperación nuevo y moderno, que combina lo mejor de ambos mundos a través de una combinación inteligente de trabajo en el sitio y fuera del sitio. Por lo tanto, los asociados son libres de organizar su jornada laboral. Lo que cuenta, al final, es lo que ofrece este trabajo.

Una característica clave del concepto de campus es su conectividad con el mundo exterior. “Queremos crear un lugar donde la gente de Bosch, ITK Engineering y el mundo exterior puedan reunirse y trabajar juntos”, explica Hofmann. En el futuro, el campus albergará, por ejemplo, eventos de networking con otras empresas y también abrirá sus puertas a las visitas del público en general.

Respecto a los sistemas tanto del edificio del campus como del estacionamiento se han diseñado sobre la base de principios medioambientales y sostenibles. Instalado en ambas superficies del techo hay un sistema fotovoltaico con una clasificación combinada de kilovatios pico de aproximadamente 550 kWp. Las bombas de calor cubren los requisitos de refrigeración de las instalaciones de laboratorio y bancos de pruebas durante todo el año, y el calor residual que producen se utiliza para generar agua caliente y calentar los edificios. Esto elimina alrededor de 650 MWh, respectivamente, 120 toneladas métricas de consumo de gas de emisiones de carbono por año. El proyecto también presenta otras medidas de vanguardia para mejorar la eficiencia energética, incluidas temperaturas de funcionamiento reducidas y optimizadas, iluminación LED, sistemas de recuperación de calor y control inteligente de iluminación y ventilación. A medio plazo, Holzkirchen también reducirá las emisiones de carbono mediante el uso de energía geotérmica profunda producida por la empresa de servicios públicos local Gemeindewerke Holzkirchen. Esto reducirá el consumo de gas en alrededor de 880 Mwh/a, respectivamente, unas 150 toneladas métricas de emisiones de carbono al año para toda la ubicación de Bosch en Holzkirchen. En total, estas medidas significan que el campus de Holzkirchen funcionará sin el uso de combustibles fósiles.