DIFERENCIA ENTRE EQUIPOS DE TEMPERATURA MEDIA Y BI-TEMPERATURA EN DIFERENTES CONTEXTOS DE USO

Teniendo en cuenta las diversas opciones de soluciones de refrigeración de alimentos y bebidas para establecimientos comerciales, no es raro tener dudas sobre cuál es la más adecuada. En este artículo el fabricante portugués de equipos para refrigeración FRICON, nos presenta una comparación entre dos tipos de equipos que se utilizan ampliamente, nos referimos a equipos de temperatura media y bi-temperatura.

Para comprender las principales diferencias entre ellos, mostraremos cómo se comporta cada uno en diferentes contextos de uso. Así, podrá entender cuál es el más adecuado según su necesidad. Después de todo, uno no puede considerarse mejor que el otro, solo más o menos eficiente para diferentes propósitos.

Temperaturas y modos de funcionamiento

Mientras que las soluciones de temperatura media funcionan solo con temperaturas positivas (entre 2 ºC y 8 ºC), así como los congeladores domésticos, la bi-temperatura tiene la versatilidad de ser programada para mantener temperaturas negativas en modo conservación o positivas en modo refrigeración. Con el termostato, puede seleccionar uno de los dos modos de funcionamiento para equipos de dos temperaturas:

Modo conservación: temperaturas entre -18 ° C y -22 ° C;
Modo refrigeración: temperaturas entre +2 ° C y +8 ° C.

Sin embargo, la variable de temperatura no es la única diferencia entre estos dos tipos de equipos. Hay que prestar atención al tipo de refrigeración que utiliza cada uno.

Tipos de enfriamiento

Refrigeración ventilada

Con refrigeración ventilada, en soluciones de temperatura media, los productos se enfrían de manera más uniforme en todo el interior del equipo, sin el contacto directo de los productos con las paredes frías. Por lo tanto, es posible lograr y mantener la temperatura deseada de manera más eficiente.

Refrigeración estática

Con la refrigeración estática, utilizada en equipos bi-temperatura, la refrigeración de cada artículo se basa en el intercambio gradual de calor entre el frío generado en las paredes internas de los equipos y los productos empaquetados en su interior.

Los tipos de refrigeración son muy relevantes a la hora de elegir el equipo adecuado para su negocio, ya que tienen un impacto directo en la calidad y conservación de diferentes productos, como se muestra a continuación.

Equipos de temperatura media y bi-temperatura en diferentes contextos de uso

En cuanto a los tipos de productos

Si el propósito del conservador es el suministro exclusivo de productos que no puedan entrar en contacto directo con las paredes frías, como en el caso de frutas y verduras, por ejemplo, un conservador de temperatura media es sin duda el más adecuado. Esto se debe a que la refrigeración ventilada no afectará la calidad de los productos.

Las bebidas (agua, refrescos, isotónicos), lácteos, embutidos y carnes frescas también están perfectamente envasados en conservadores de temperatura media.

Como ya hemos dicho, el principal beneficio de los conservadores bitemperatura es su versatilidad: en ellos es posible elegir entre dos modos de funcionamiento (conservador y frigorífico). Sin embargo, como no está indicado utilizar la gama intermedia de equipos bi-temperatura, lo ideal es no insertar productos con diferentes necesidades de temperatura.

Es decir, si necesita conservar refrescos, debe seleccionar el modo “Refrigerador”, que no es adecuado, por ejemplo, para pulpas de frutas, ya que se derretirían. De la misma manera, seleccionar el modo conservador conservaría las pulpas, pero congelaría los refrescos.

En cuanto a practicidad en el lugar de uso

Además de los tipos de productos a almacenar, es interesante analizar algunas otras características del equipo en relación al lugar de uso. El sistema de descongelación es el primero.

En los conservadores bi-temperatura (refrigeración estática), el desescarche es manual, lo que requiere mano de obra y tiempo para cada limpieza del equipo. Siempre que la capa de hielo en las paredes del equipo supere 1 cm de espesor, será necesario descongelar manualmente para que el equipo mantenga su eficiencia y rendimiento operativo.

En el caso de los conservadores de temperatura media (refrigeración ventilada), el sistema de desescarche asegura que no haya acumulación de hielo, facilitando la limpieza y el mantenimiento rutinario. Esto contribuye al hecho de que los equipos de temperatura media, en su mayor parte, tienen una puerta de vidrio y se eligen con mayor frecuencia para su uso como exhibidores.

Formato del equipo (horizontal o vertical), ya sea en equipos bitemperatura o temperatura media

Vertical: ocupa menos espacio utilizable en el sitio y facilita a los clientes la elección de productos. Para ello, cuentan con baldas regulables, asas integradas y sistema de pies niveladores, con opción de tapa de cristal o placa. Se utilizan principalmente para la conservación de hielo, productos congelados o bebidas en las áreas de venta (versiones con puerta de vidrio), o incluso para stock y conservación, en la versión con puerta de placa.

Horizontal: con mayor capacidad de almacenamiento de producto, cuentan con tapa de placa o cristal, con tiradores ergonómicos y bisagras equilibradas (solo en la versión puerta de placa) para facilitar la apertura. Pueden tener un tabique interno para una mejor organización de los artículos, además de un sistema de rotación para facilitar el movimiento, muy utilizado en heladerías, bares y restaurantes.

Beneficios específicos

Como hemos visto, los dos tipos de equipos satisfacen necesidades diferentes. Mientras que los conservadores de temperatura media son más eficientes en el mantenimiento de temperaturas positivas y descongelación automática, los bi-temperatura son multifuncionales y, por lo tanto, útil cuando es necesario cambiar el modo de funcionamiento (conservador o refrigerador).

Con información e imágenes de: FRIGOCON