EN ESTE INVIERNO EL MERCADO ALEMÁN DE BOMBAS DE CALOR PUEDE PRESCINDIR DEL GAS RUSO: STIEBEL ELTRON INVIERTE 600 MILLONES DE EUROS

Preparándose ante el crudo invierno que esta por llegar, Alemania quiere independizarse del gas ruso: la demanda de calefacción eléctrica ecológica está en auge. Para finales de año, la empresa alemana Stiebel Eltron espera haber producido la cifra récord de 80,000 bombas de calor, un aumento del 60 por ciento en comparación con el año anterior. Para un futuro próximo, la compañía tiene previstas nuevas inversiones de más de 600 millones de euros. Se ampliarán las capacidades de producción, se financiará la investigación y el desarrollo y se crearán nuevos puestos de trabajo.

Edición Digital Octubre 2022




Al respecto el Dr. Kai Schiefelbein, Director General de Stiebel Eltron, comentó: «Nos hemos especializado en sistemas de bombas de calor que funcionan con electricidad ‘Made in Germany’, con una experiencia de casi 50 años de trabajo de desarrollo interno, estamos entre los líderes del mercado técnico», la tecnología de calefacción respetuosa con el medio ambiente no requiere petróleo ni gas y, por lo tanto, es de gran importancia tanto para la protección del clima como para la seguridad del suministro energético de Alemania. Continuaremos expandiéndonos en este mercado».

En este contexto la demanda de sistemas de bomba de calor es enorme: en 2021 se instalaron 154,000 unidades en Alemania, 34,000 más que el año anterior. Para el año en curso, ahora se espera un salto aún mayor a 250,000 bombas de calor, y quizás incluso se podría alcanzar la marca de 300,000. Naturalmente, esto también tiene un impacto en los fabricantes: Stiebel Eltron apunta a otro récord de ventas este año, incluso son posibles ingresos de mil millones de euros.

El gobierno alemán se ha fijado objetivos ambiciosos: a partir de 2024, se instalarán 500,000 sistemas de bombas de calor en Alemania cada año. Todos los participantes en la reciente cumbre sobre bombas de calor con el ministro de economía alemán, Robert Habeck, y la ministra federal de Construcción, Klara Geywitz, también declararon su apoyo a este objetivo: «Juntos, crearemos las condiciones para que se instalen 500,000 bombas de calor a partir de 2024», dice el Dr. Kai Schiefelbein.