FULL GAUGE CONTROLS ANUNCIA NUEVAS INVERSIONES Y NUEVA PLANTA EN BRASIL

Mientras el mundo vivía una mezcla de incertidumbres debido a la pandemia de Covid-19, en los últimos dos años la compañía Full Gauge Controls continuó trabajando duro como siempre, haciendo los ajustes necesarios para un nuevo rumbo. Y así sucedió. De hecho, así ha sido durante 36 años, a través de una filosofía de trabajo continuo que ha permitido a la compañía anticiparse siempre a las eventuales adversidades, lo que les ha permitido atravesar decenas de crisis desde su fundación con total serenidad.

Edición Digital Octubre 2022




Volviendo al Covid-19, favorecidos por los decretos que sabiamente consideraban a la refrigeración un sector indispensable para la sociedad, por lo que no debe parar, la compañía continuó a todo vapor sin parar un solo día, tanto en producción como en administración. En lugar de frenar, incrementaron las inversiones en maquinaria de última generación, en Marketing, en el desarrollo de nuevos productos y en la contratación y permanencia de empleados.

En abril, por ejemplo, Full Gauge Controls recibió nuevas máquinas japonesas que venían a integrar otra línea completa de SMT, tecnología de ensamblaje automático de circuitos electrónicos que brinda altísima precisión y estabilidad en el proceso. Estas máquinas ya habían sido adquiridas a finales de 2020, cuando tenían aún más clara la perspectiva de éxito en su estrategia, que preveía una demanda latente de clientes de todo el mundo que les exigiría estar cada vez más preparados para atenderla. Esta nueva línea, que se sumó a la infraestructura para recibirla, resultó en una inversión de más de R$ 10 millones, lo que le permitió a la compañia triplicar la capacidad de producción.

Con el aumento de la productividad, el lanzamiento de productos cada vez más innovadores y la generación de nuevos negocios en la unidad de Full Gauge Controls en Estados Unidos, la compañía tuvo ingresos crecientes mes a mes con respecto al 2020, que ya había sido totalmente exitoso, con un 14%. mayor que en 2019. Para 2021, la compañía estimó un aumento del 26% en los ingresos en comparación con 2020.

Y cuando todo parecía volver a una cierta estabilidad en términos de la pandemia, Full Gauge Controls se enfrentó a una crisis de abastecimiento global que está afectando principalmente el suministro de diversos componentes electrónicos, en especial los semiconductores, utilizados en la fabricación de automóviles y celulares. Y en los instrumentos de medición.

Sin embargo, con una excelente planificación y un excelente trabajo de todos en la empresa, Full Gauge Controls garantizó la continuidad de las entregas de sus proveedores siempre al día, lo que les permite cumplir con sus compromiso con todos sus clientes manteniendo su tradicional calidad y puntualidad en las entregas. En particular, cabe destacar el proceso de importación de materia prima por parte de su departamento de compras, el cual necesita trabajar con un cronograma de hasta 24 meses de anticipación, debido al lead time (plazo de entrega del artículo comprado).

Al finalizar 2021 y ahora que ha iniciado 2022 Full Gauge Controls tiene excelentes noticias, recientemente anunciaron la adquisición de nuevos terrenos para la construcción de su nueva unidad fabril, con una inversión estimada de R$ 27 millones. La nueva fábrica estará ubicada en el Parque Canoas de Innovación (PCI), en un área de más de 30 mil metros cuadrados, que se sumará a sus otras tres operaciones en la ciudad, que ya cuentan con 7,350 m², además de la unidad en los Estados Unidos de América y su reciente y exitosa participación en la AHR EXPO 2022 en Las Vegas.

Para concluir con estas excelentes noticias la compañía Full Gauge Controls declaró, «estamos muy orgullosos de ser una empresa 100% Brasileña que actúa con fuerza en los cinco continentes. Contamos nuestra historia para INSPIRAR. Sepan que una empresa de tecnología, fundada en el período posterior a la dictadura (1985), en Brasil, fruto de dos jóvenes soñadores y valientes, nació una de las industrias de refrigeración más grandes del mundo. Y lo más fascinante, continúa con los mismos dueños, en su ciudad de origen, Canoas/RS, y con el mismo entusiasmo de quien recién comienza».