LA EFICIENCIA TÉRMICA EN EL FUNCIONAMIENTO DE LOS CENTROS DE DATOS MODERNOS

Un flujo de aire adecuado y el control térmico son dos de los aspectos más críticos en el diseño y operación de los modernos centro de datos, estos factores son los que garantizan la estabilidad en el funcionamiento de las aplicaciones, un correcto rendimiento de los equipos de información y operaciones eficientes todo el tiempo.

Edición Digital

En el pasado, los administradores de centros de datos solamente debían proporcionar una habitación con aire frío para hacer frente a pequeñas áreas calientes y cubrir así las necesidades de refrigeración del centro de datos en esos tiempos las densidades típicas de un rack promedio eran de 3 a 5 kW, por lo tanto las necesidades de refrigeración eran moderadas. En esa época muy pocos administradores de centros de datos ponían especial énfasis sobre la eficiencia operativa y su función se limitaba a corregir las imperfecciones.

AUMENTO DE LA DENSIDAD

Los nuevos avances tecnológicos, como la virtualización y el almacenamiento en la nube están aumentando los requisitos de densidad y de potencia en los rack actuales, que ahora llegan a 15 y 20 kW. En el caso de centros de datos con aplicaciones de alta densidad los requerimientos están llegando de 25 a 30 kW.

Estos nuevos requerimientos y la actual demanda de información on line están llevando a la utilización de cualquier servidor que en el pasado era de 10% a niveles actuales del 70 al 90%. Esto se traduce en un aumento de la densidad de procesamiento y por ende de los requerimientos de flujo de aire duplicando o incluso triplicando estos requerimientos. Para hacer frente a estos nuevos requerimientos de información en el corto plazo en todos los centros de datos se incrementa la capacidad de cómputo con servidores y equipos adicionales, pero si se implementan servidores adicionales, estos necesitan mayor potencia y mayor flujo de aire para su enfriamiento. Con este aumento de la densidad para resolver el problema simplemente se optara por un enfriamiento mayor y en algunos casos excesivo. El principal problema de incrementar el enfriamiento es el elevado costo asociado con él.

Actualmente existen muchas prácticas de sentido común para desplegar las mejores soluciones en el centro de datos con el fin de mejorar el rendimiento térmico y la gestión de flujo de aire, entre estas podemos mencionar las siguientes:

  • El uso de paneles de obturación en los racks.
  • La colocación correcta de paneles y rejillas.
  • Sellar la entrada de cables en los ductos y puntos de salida.
  • Separar el aire caliente de la fuente de aire frío ayuda a garantizar que el equipo de cómputo está tomando el aire frío adecuado, maximizando su rendimiento y mejorando su eficiencia térmica.

EFICIENCIA TÉRMICA

El verdadero problema de la refrigeración para los servidores y conmutadores es el suplir con el aire a una temperatura adecuada a cada pieza del equipo eliminando de forma eficaz el aire caliente que se deriva de su funcionamiento. El primer paso es la implementación de los estándares de la industria y realizar las mejores prácticas a nivel de la habitación y nivel de los racks.

Para maximizar la capacidad de refrigeración de su centro de datos, es necesario equilibrar el despliegue y orden de los equipos basados en la capacidad del sistema de gestión térmica utilizado para enfriar el equipo, asegurando que al mismo tiempo que se maximiza la capacidad de su centro de datos se evitan tiempos de inactividad debido a problemas térmicos.

La parte más importante para alcanzar el éxito en la optimización de su centro de datos requiere un profundo conocimiento de algo que no se puede ver, nos referimos al flujo de aire. La cantidad correcta de aire frío debe ser entregado a las tomas de aire del equipo de cómputo y el aire caliente debe ser devuelto en un ciclo de enfriamiento eficiente.

ESTRATEGIA TÉRMICA

Para enfriar el centro de datos con eficacia, es necesario desarrollar una estrategia de refrigeración basada en el conocimiento detallado de la dinámica térmica del  centro. Por lo tanto para maximizar la eficiencia del sistema, primero se deben descubrir las causas de los problemas de refrigeración que aquejan al centro de datos – los “puntos calientes” son un síntoma pero no suelen ser la causa primaria del problema, sin la determinación plena de este, puede ser difícil elegir el curso apropiado de acción a tomar con el fin de resolver completamente los problemas de refrigeración.

RETORNO DE LA INVERSIÓN

Por último vale la pena mencionar que para garantizar un correcto retorno de la inversión se debe elegir la solución óptima de enfriamiento a largo plazo teniendo en cuenta el impacto de las futuras implementaciones de equipos de cómputo adicionales teniendo en cuenta lo siguiente:

  • Se debe determinar un punto de partida de los problemas actuales de gestión térmica en el centro de datos proporcionando soluciones basadas en el análisis.
  • Identificar las estrategias óptimas y específicas para su centro de datos, y no dejar toda la decisión al proveedor de refrigeración.
  • Identificar la temperatura de punto óptimo para su centro de datos, basado en la normativa de ASHRAE.
  • Se debe liberar todo el potencial de la capacidad de refrigeración, equilibrando el flujo de aire.