Las inversiones más conotadas en Latinoamérica y Brasil ejemplo de crecimiento

A Brasil y México además de una buena convivencia los une una sinergia en los negocios y lo podemos observar en la siguiente información:

PROYECTO ETILENO XXI

Edición Digital

Braskem, la petroquímica brasileña líder en la producción de resinas termoplásticas en América, y Grupo Idesa, uno de los principales grupos petroquímicos de México, anunciaron en 2010 un proyecto para la construcción de un nuevo complejo petroquímico en México, en el cual las empresas invertirán cerca de 2,500 millones de dólares, el Proyecto “Etileno XXI” contempla la producción de un millón de toneladas/año de etileno y polietilenos en tres plantas de polimerización cuyo inicio de operaciones esta previsto para el año 2015. Asimismo representa la mayor inversión brasileña directa que se haya hecho en México y la mayor inversión en el sector petroquímico del país en los últimos 20 años. Uno de los efectos positivos más relevantes es que México registrará una sustitución de importaciones de polietilenos por aproximadamente 2,000 millones de dólares anuales, con un fuerte impacto en la mejora de las balanzas comercial y de pagos mexicanas. Además, el proyecto creará de 6 mil a 8 mil puestos de trabajo durante la fase de construcción y aproximadamente 800 empleos y 2,200 indirectos en forma permanente. El proyecto “Etileno XXI” representa la reactivación de la industria petroquímica en México, la posibilidad de agregar valor a los hidrocarburos, de desarrollar capital humano y de dar un impulso al desarrollo de la industria de la transformación.

WEG

Weg, es el más reconocido fabricante brasileño de motores eléctricos, su historia en México, inicia en los años 80, pero no fue sino hasta el año 2000 con la compra de su primera planta en Tlalnepantla que la empresa inició un proceso acelerado de expansión en el país. En 2003 la empresa compró Mabe Motores, en 2004, construyo su nueva planta en Huehuetoca, Estado de México y en 2006 las empresas Weg y Voltran concretaron una alianza estratégica que permitiría a las dos empresas tener una mayor proyección en el mercado de América del Norte. En 2010, Weg amplió su participación en Voltran del 30% al 60%.

GERDAU CORSA Y GERDAU SIDERTUL

Gerdau es uno de los más importantes inversionistas brasileños en México, líder en la producción de aceros largos en el continente americano y uno de los mayores productores de acero en el mundo. También es uno de los mayores recicladores del mundo, transformando anualmente 16 millones de toneladas de chatarra ferrosa en acero.

MAS NEGOCIOS CON BRASIL

La incursión de Gerdau en México, refleja la continuidad de su estrategia de ser uno de los principales consolidadores en el continente americano. Su primer paso en el mercado mexicano fue en marzo de 2007 con la adquisición de Siderúrgica Tultitlán (Sidertul), empresa mexicana con más de 50 años de experiencia nacional. Desde entonces Gerdau Sidertul ha pasado por un continuo programa de actualización y expansión de su parque industrial, ofreciendo varilla corrugada para construcción civil, en 2008 Gerdau estableció una participación accionaria de Aceros Corsa y sus distribuidoras. Gerdau Corsa, ofrece al mercado perfiles comerciales y estructurales para la construcción en acero y la industria especializada.

En los últimos años ha aumentado la preferencia por México como destino para las inversiones brasileñas en el exterior, que suman a más de 200 mil millones de dólares, según el más reciente informe sobre inversiones Brasileñas Directas que elabora el Banco Central de Brasil.

Las inversiones brasileñas en México suman casi 6 mil millones de dólares y se estima que hay casi 400 empresas con capital brasileño actuantes en el mercado mexicano. La mayor parte de estas inversiones se han materializado entre 2007 y 2011, durante ese periodo las inversiones brasileñas en México crecieron a una tasa mucho más elevada que las inversiones brasileñas en el exterior.

Para las empresas brasileñas, México es un país más atractivo que Canadá, Alemania o Japón. De acuerdo con un estudio de la Sociedad Brasileña de Estudios sobre las Transnacionales y Globalización (SOBEET) los factores que influencian la localización de filiales en el exterior son, en orden de importancia, el tamaño del mercado local. No es difícil entender las causas de este aumento de las inversiones brasileñas: la mexicana es una economía solida que ha logrado recuperarse casi por completo de la crisis financiera internacional de 2009, también es la segunda economía más grande de América Latina con un PIB estimado de 1,154,784 millones de dólares, además, la red de acuerdos comerciales de México ofrece acceso preferencial a los principales mercados del mundo.

En 2010, las principales multinacionales brasileñas ya estaban presentes en México, entre ellas JBS-Fribol, del sector alimentos que en 2009 compro Pilgrim’s Pride Corporation; Gerdau, Industria siderúrgica que en 2007 adquirió Siderúrgica Tultitlán y en 2008 compro el 49% de las acciones de Corsa; Metalfrio, que llegó a México en 2007, asociándose a Nieto y Enerfreezer, con amplia tradición en el mercado de refri-geración comercial; Embraco, que recién en 2010 anuncio la construcción de su primera fábrica de compresores; Samot, que en 2009 inauguró su primera fábrica de autopartes en México. Otras empresas tienen una presencia más consolidada en el mercado mexicano, como Stefanini, empresa de software que llegó a México en 2000 y ya está presente en las principales ciudades del país; Marcopolo, que llego a México en 1999 en una joint venture con Mercedes Benz; Weg, fabricante de motores eléctricos, que llego a México en 2000; Artecola, que desde 2000 ha adquirido varias empresas de la industria de adhesivos; Totvs empresa de software que llego a México en 2003; Ultrapar, del sector petroquimíco inicio operaciones en 2003; Buscar, presente en México desde 1999.

Otras empresas brasileñas con presencia creciente en México son Ibope, investigación de opinión; Andrade Gutiérrez y Camargo Correa, constructoras; Tupy, siderúrgica, Natura Cosméticos, Petrobras del sector petrolero; y Grupo Itaú, ope-ración de tarjetas de crédito; entre otras personas.

Por lo que se refiere al mercado HVAC/R además de Weg con su motores eléctricos, Metalfrio con sus alianzas, Embraco con la construcción de su primera fábrica de compresores en el estado de Nuevo León, sabemos de otras empresas brasileñas que hacen negocios con México como Full Gauge con sus controladores de alta tecnología, Coel también con la comercialización de sus componentes y otras que de informaciones fidedignas sabemos que están ávidas de invertir y crear fuentes de trabajo en el país. Todo lo anterior denota el gran interés y la confianza en la recuperación y fortalecimiento de la economía mexicana, todo es cuestión de que los mexicanos hagan conciencia de que cada uno debe dedicarse cada día a mejorar la acción y perfeccionamiento en su trabajo y echarle ganas como dice el refrán.

Con información de: www.grupoidesa.com, www.weg.net y www.gerdau.com