AHRI ANUNCIA QUE SU PROGRAMA DE CERTIFICACIÓN AMPLÍA LAS CONDICIONES DE PRUEBA PARA PERMITIR UNA MAYOR EFICIENCIA GLOBAL

En los Estados Unidos de América, el Instituto de Aire Acondicionado, Calefacción y Refrigeración (AHRI) anunció que está implementando una amplia gama de condiciones de prueba en algunos de sus programas de certificación reconocidos mundialmente y respetados por la industria para ayudar a promover la eficiencia energética global; para adaptarse a las diferentes condiciones ambientales globales y necesidades regionales; alinearse con las regulaciones locales, regionales e internacionales; y para abordar los requisitos de sus miembros y participantes del programa de certificación.

Además de las condiciones de prueba estándar T1 (35 °C de bulbo seco al aire libre), AHRI ha estado introduciendo las condiciones de prueba T3 (46 °C de bulbo seco al aire libre) y T4-Kuwait (48 °C) con pruebas de operatividad a 52 °C para una amplia gama de productos de aire acondicionado “para regiones tropicales” en los países con niveles de alta temperatura ambiente (HAT) del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG).

Con clasificaciones T3 ya disponibles para productos aplicados como enfriadores por aire y agua y en productos de expansión directa como sistemas divididos con ductos, unidades de techo tipo paquete en segmentos residenciales y comerciales y unidades residenciales de tipo inverter, AHRI continúa con la ampliación en las clasificaciones T3 a otros productos, como los sistemas VRF.

La primera parte de la iniciativa es ayudar a los miembros y participantes del programa GCC, asiáticos, europeos y estadounidenses de AHRI a certificar sus productos tropicales de alta temperatura ambiental en condiciones de prueba T3 a través de mecanismos y procesos simplificados. La segunda parte implica el acercamiento de AHRI a los reguladores y autoridades regionales informándoles sobre su capacidad para garantizar el cumplimiento de las condiciones T3 si así lo desean.