BOSCH INVERTIRÁ MILES DE MILLONES EN TECNOLOGÍA CLIMÁTICAMENTE NEUTRA 

En las ciudades de Stuttgart y Renningen, Alemania, el fabricante Bosch anunció que logró un crecimiento significativo de las ventas y del resultado a pesar de un entorno difícil. Los ingresos por ventas del proveedor de tecnología y servicios aumentaron en un 10.1% hasta alcanzar los 78,700 millones de euros, y el resultado operativo (EBIT de las operaciones) aumentó en más de la mitad hasta alcanzar los 3,200 millones de euros. El margen EBIT de las operaciones mejoró en un 4%, frente al 2.8% del año anterior. «El exitoso resultado del ejercicio 2021 refuerza nuestra confianza para afrontar el difícil entorno del año en curso», dijo el Dr. Stefan Hartung, presidente del consejo de administración de Robert Bosch GmbH, en la presentación de las cifras anuales de la empresa.

Edición Digital

Una de las incertidumbres considerables es la guerra en Ucrania y todas sus implicaciones. La empresa se toma muy en serio su responsabilidad con sus asociados. Al mismo tiempo, ha brindado ayuda humanitaria desde el primer día, especialmente para aliviar el sufrimiento de los refugiados. «Allí donde la gente lucha por sobrevivir, nuestros pensamientos están con ellos y compartimos sus temores», dijo el presidente de Bosch. Añadió que la guerra no puede resolver los conflictos políticos. En su opinión, la situación actual pone de manifiesto la presión que existe sobre los responsables políticos y la sociedad para que se reduzca la dependencia de los combustibles fósiles y se persiga enérgicamente el desarrollo de nuevas fuentes de energía. Por esta razón, dijo, el Grupo Bosch continúa sistemáticamente sus esfuerzos para mitigar el calentamiento global, a pesar del difícil entorno económico. Además, Hartung anunció que los próximos tres años Bosch invertirá unos 3,000 millones de euros en tecnologías neutras para el clima, como la electrificación y el hidrógeno. Hartung cree que la guerra frenará el progreso en la reducción de las emisiones de carbono a corto plazo. A largo plazo, sin embargo, acelerará la transformación tecnológica en Europa. «Los responsables políticos podrían tomar esto como una señal para actuar con más determinación, ya sea ofreciendo incentivos para que los edificios existentes sean más eficientes energéticamente o ampliando masivamente la generación de energía renovable», dijo Hartung. En su opinión, la electrificación es el camino más rápido hacia la neutralidad climática, siempre que se base en la electricidad verde. Por eso Bosch impulsa la movilidad sustentable: en 2021, las ventas de la empresa relacionadas con la electromovilidad superaron por primera vez los diez mil millones de euros. Pero Hartung destacó que el hidrógeno también es necesario. «La política industrial debe centrarse en hacer que todos los sectores de la economía estén preparados para el hidrógeno», dijo. «Las soluciones basadas en la electricidad tienen prioridad, pero las basadas en el hidrógeno también deben ganar más impulso. Necesitaremos ambas si queremos vivir de forma sustentable en nuestro planeta azul». Al mismo tiempo, el presidente de Bosch anunció que, en los próximos tres años, la empresa invertirá otros diez mil millones de euros en la transformación digital de su negocio. «La digitalización también tiene un papel especial en la sustentabilidad – y nuestras soluciones parten de esta premisa», dijo Hartung. Ejemplos de estas soluciones en la cartera de Bosch son el programa de administración de energía para el hogar inteligente y la plataforma de energía para la fabricación conectada.

Perspectivas para 2022: Alto nivel de incertidumbre en un entorno difícil

El Grupo Bosch aumentó sus ventas un 5.2% en el primer trimestre. «Empezamos con buen pie el año 2022. Actualmente, esperamos superar el crecimiento de las ventas del 6% previsto en nuestro reporte anual», dijo el Dr. Markus Forschner, miembro del consejo de administración y director financiero de Robert Bosch GmbH. «Sin embargo, las considerables incertidumbres a las que nos enfrentamos hacen que todavía sea difícil dar una estimación más precisa para el conjunto del año en curso». Según Forschner, la empresa no alcanzará su objetivo de igualar el margen EBIT del año pasado. A pesar de que se espera un aumento de las ventas, éste debería situarse entre el 3 y el 4%. «La carga sobre nuestro resultado está creciendo considerablemente, sobre todo debido a los aumentos del costo de la energía, las materias primas y la logística». En el sector de negocio de Soluciones de Movilidad, en particular, la presión de los costos es actualmente muy alta: los precios de ciertas materias primas se han triplicado desde 2020. «Debemos metalizarnos para precios altos y mercados muy volátiles», dijo Forschner. «No sólo los fabricantes de automóviles tienen que repercutir los aumentos de precios, sino también los proveedores».

En vista de la situación actual, Bosch ya ha revisado considerablemente sus expectativas para la economía mundial. La empresa espera que este año crezca algo menos de 3.5% – a principios de año, todavía esperaba aproximadamente un 4%. Su anterior previsión para la fabricación de automóviles, de unos 88 millones de vehículos, y el aumento interanual previsto del 9%, probablemente tampoco se cumplirán. Forschner ve las razones de esto en el resurgimiento de los efectos adversos de la pandemia de coronavirus en China y la actual escasez de chips. Sin embargo, en general, sigue confiando: «Bosch también estará a la altura de esta fase difícil. Lo importante es tener productos pioneros y una clara orientación estratégica a largo plazo, y nosotros tenemos ambas cosas».

Electrólisis de hidrógeno: Entrar en un mercado de 14,000 millones de euros

En aras de una acción climática eficaz, Bosch entra en el negocio de los componentes para la electrólisis de hidrógeno. La empresa tiene previsto invertir cerca de 500 millones de euros en esta nueva área de negocio hasta el final de la década, la mitad de ellos hasta el momento del lanzamiento al mercado, previsto para 2025. «Tenemos una amplia base desde la que desarrollar tecnologías de hidrógeno y queremos avanzar en la producción de hidrógeno en Europa», dijo Hartung. «Esperamos que el mercado mundial de componentes de electrolizadores ascienda a unos 14,000 millones de euros hasta 2030». Bosch suministra la pila -el núcleo del sistema de electrólisis de hidrógeno- que se combina con la electrónica de potencia, los sensores y una unidad de control para crear un módulo inteligente. Se espera que las pilas para la generación de H2 entren en producción a partir de 2025.

Sustentabilidad: Responsabilidad social durante el cambio a nuevas fuentes de energía

Bosch apoya el «Green Deal» de la Unión Europea y se considera a sí mismo como portador de una responsabilidad especial en materia de sustentabilidad: con sus 400 sedes empresariales en todo el mundo, Bosch es neutral en carbono desde 2020. En cuanto a la calidad de su neutralidad de carbono, la empresa está progresando mejor de lo previsto. Bosch ya ha realizado un tercio del ahorro de energía que se propuso lograr para el final de la década. «La sustentabilidad ya no es un tema periférico, sino que tiene que formar parte de la actividad principal de toda empresa», dijo Filiz Albrecht, miembro del consejo de administración y directora de relaciones industriales de Robert Bosch GmbH. La responsabilidad social corporativa de Bosch abarca el trío de preocupaciones económicas, sociales y ecológicas. «No es fácil mantener estas tres cosas en equilibrio. En tiempos de cambio, la responsabilidad social para nosotros significa llevar al mayor número posible de asociados con nosotros a nuevas áreas de negocio». Como señaló Albrecht, Bosch está desarrollando tecnología climáticamente neutra sobre todo en lugares que antes producían sistemas de combustión. Gracias a los programas de reciclaje y a la plataforma de colocación en la empresa, 1,400 empleados del sector de la transmisión ya se han incorporado a nuevos puestos de trabajo en ámbitos como el software y la electromovilidad. «Hasta finales de año, casi 2,300 empleados trabajarán en el sector de las pilas de combustible móviles y estacionarias, casi todos ellos contratados internamente», dijo Albrecht: «Esto es una transformación hecha por Bosch». También informó de que la empresa tiene previsto contratar este año a 10,000 nuevos ingenieros de software en todo el mundo».

Termotecnología: 300 millones de euros para el negocio de las bombas de calor

«Más de un tercio de las emisiones de carbono proviene de los edificios, por lo que la acción climática tiene lugar también en los hogares», dijo el Dr. Christian Fischer. Como vicepresidente del consejo de administración de Robert Bosch GmbH, también es responsable de los bienes de consumo y de la tecnología energética y de edificios. «La transición a la calefacción alternativa comienza con la bomba de calor, idealmente alimentada con electricidad verde». Cada vez más, los requisitos legales para los nuevos edificios en todo el mundo lo reflejan: sólo en Alemania, por ejemplo, el 65 por ciento de los nuevos sistemas de calefacción tendrán que funcionar con energías renovables hasta el año 2024. «Bosch invertirá 300 millones de euros más en el negocio de las bombas de calor hasta mediados de la década», dijo Fischer, y añadió: «El mercado crecerá entre un 15% y un 20% anual de aquí a 2025. Nuestro objetivo es crecer el doble de rápido que el mercado». Bosch quiere hacer su parte también en los edificios existentes: con sus calderas de gas preparadas para el hidrógeno, la empresa facilita el cambio de los sistemas de calefacción de gas natural a los de hidrógeno. Además, al conectar e integrar los sistemas de los edificios.

Tecnología industrial: Eficiencia energética mediante la digitalización

En la producción industrial, Bosch intensifica sus esfuerzos para mejorar la eficiencia energética y de costos en sus fábricas. «La digitalización de la producción industrial contribuye a la acción climática», dijo Rolf Najork, miembro del consejo de administración de Robert Bosch GmbH que supervisa el sector de la tecnología industrial. «Solo gracias a la gestión de la energía conectada, estamos reduciendo el consumo anual de energía de nuestras operaciones de fabricación en una media del 5%». La Plataforma Energética de la cartera de Industria 4.0 ya se utiliza en 80 proyectos de clientes y en 120 centros de Bosch. Al mismo tiempo, el Grupo Bosch está adoptando la electrificación en su tecnología industrial, añadió Najork. La empresa espera que el 30% de la maquinaria móvil esté conectada a la electrificación en 2030. Esto se traduce en un volumen de mercado adicional para los sistemas de alta tensión por valor de 1,500 millones de euros. Bosch también quiere impulsar la conducción eléctrica a través de su tecnología industrial. «En una unidad de proyecto con VW, estamos trabajando en la creación de una empresa que equipará las fábricas de baterías en Europa», dijo Najork. «Nuestro objetivo común es ser el líder en costos y tecnología en sistemas para la producción en volumen de baterías». Los expertos esperan que la tecnología de producción de pilas alcance un volumen de mercado acumulado de 50,000 millones de euros en todo el mundo para 2030.

La transición a la movilidad alternativa: Electrificación con trenes de propulsión de baterías y pilas de combustible

Bosch espera que el Green Deal dé un impulso decisivo a la electrificación del tráfico rodado. «Todos los fabricantes de automóviles quieren asegurarse la mayor cuota posible del creciente mercado de los vehículos eléctricos», dijo el Dr. Markus Heyn, miembro del consejo de administración de Robert Bosch GmbH y presidente del sector empresarial Mobility Solutions. «Bosch se ve a sí mismo como el proveedor número uno de trenes motrices eléctricos en la carretera». Una tarea técnica clave, dijo, es mantener el tren motriz, incluida la batería, a la temperatura adecuada y proporcionar el confort climático necesario en el habitáculo. Sólo una gestión térmica inteligente puede aumentar la autonomía de los vehículos eléctricos en un 25%, señaló. Para ello, Bosch ha desarrollado una solución preintegrada: la unidad térmica flexible o FTU. Con la FTU, Bosch entra en un mercado que, según sus previsiones, alcanzará un volumen de 3,500 millones de euros hasta el final de la década. En cuanto a la movilidad eléctrica basada en pilas de combustible, este año Bosch iniciará la producción de trenes con pilas de combustible para camiones. «En la planta de Bamberg queremos producir pilas con una potencia de un gigawatt a más tardar a mediados de la década», dijo Heyn. «Hasta 2030, no debería costar más el funcionamiento de un camión con pila de combustible que el de un diésel: ése es nuestro objetivo». Bosch ha vuelto a aumentar sus gastos de capital para las pilas de combustible móviles, hasta casi mil millones de euros entre 2021 y 2024.

El resultado 2021: Desafíos superados a pesar de la presión de los costos

«En general, el Grupo Bosch estuvo a la altura de los desafíos de 2021», dijo Forschner. «Pudimos aumentar las ventas en un 10.1% y aumentar nuestro EBIT de las operaciones en más del 50%». Bosch logró todo esto a pesar de la pandemia de coronavirus en curso, los continuos cuellos de botella en el suministro de semiconductores y los precios de las materias primas que ya eran significativamente más altos. «Además de nuestras buenas cifras de ventas, también han dado resultado nuestras amplias medidas de reducción de costos», dijo Forschner. «Nuestra orientación al futuro se refleja también en nuestro sólido resultado financiero». Los costos de investigación y desarrollo del Grupo Bosch se mantuvieron estables en 6.1 mil millones de euros (2020: 5.9 mil millones de euros) y los gastos de capital aumentaron ligeramente a 3.9 mil millones de euros (2020: 3.3 mil millones de euros). El costo de investigación y desarrollo se centró en la electromovilidad y los sistemas de asistencia al conductor, así como en la electrificación en la industria y la tecnología de calefacción. El coeficiente de fondos propios mejoró de nuevo en 1.3 puntos, pasando al 45.3%.

El resultado 2021: Evolución por sectores de actividad

Todos los sectores de actividad contribuyeron a esta evolución positiva del negocio. El sector de negocio Soluciones de Movilidad, que es el que genera las mayores ventas, registró un aumento de las ventas del 7.6% hasta alcanzar los 45,300 millones de euros. Una vez ajustados los efectos del tipo de cambio, esto equivale a un crecimiento del 7.9%. Tras las pérdidas del año anterior, el sector empresarial logró un resultado ligeramente positivo con un margen EBIT de las operaciones del 0.7%. » Soluciones de Movilidad está especialmente expuesta a la escasez de chips y tiene que prepararse para los profundos cambios en la movilidad», añadió Forschner. «Al mismo tiempo, el sector está realizando importantes inversiones iniciales en electromovilidad y conducción automatizada, y ya ha tenido que asumir costos significativamente más elevados de materias primas y logística.» Dijo que el sector de negocio de Tecnología Industrial se benefició de la recuperación de los principales mercados de ingeniería mecánica y pudo aumentar las ventas un 18.9%, hasta los 6,100 millones de euros. Una vez ajustados los efectos del tipo de cambio, esto equivale a un crecimiento del 19.4%. Su margen EBIT fue del 8.4%.

Tras un buen resultado el año pasado, el sector de Bienes de Consumo volvió a aumentar sus ventas, esta vez en un 12.7% (14.4% al ajustar los efectos del tipo de cambio), hasta los 21,000 millones de euros. El sector volvió a lograr un margen EBIT de dos dígitos (10.2%) en sus operaciones. El sector de energía y tecnología para la construcción aumentó sus ventas en un 7.8%, o en un 8.8% después de ajustar los efectos del tipo de cambio. Con unas ventas totales de 5,900 millones de euros, el margen EBIT del sector mejoró hasta el 5.1%. Como señaló Forschner: «Nuestra tecnología de calefacción respetuosa con el clima contribuyó en gran medida a estas exitosas cifras».

El año comercial 2021: Evolución por regiones

El Grupo Bosch registró un aumento del volumen de ventas en todas las regiones. En Europa, las ventas ascendieron a 41,300 millones de euros, lo que supone un aumento del 8.9% respecto al año anterior. Si se tienen en cuenta los efectos del tipo de cambio, el aumento es del 10%. En Norteamérica, las ventas aumentaron un 6.5% (un 9.3% tras ajustar los efectos del tipo de cambio) hasta alcanzar los 11,400 millones de euros. En Sudamérica, las ventas ascendieron a 1,400 millones de euros, con un aumento del 32%, o del 45.1% tomando en cuenta los efectos del tipo de cambio. En Asia-Pacífico, incluyendo otras regiones, las ventas alcanzaron los 24,500 millones de euros. Esto supone un aumento del 13.1%, o del 11.7% después de ajustar los efectos del tipo de cambio.

Plantilla 2021: Crecimiento en todas las regiones

A 31 de diciembre de 2021, el Grupo Bosch empleaba a 402,614 personas en todo el mundo: 7,580 más que el año anterior. Este aumento se produjo en las tres regiones: Europa, América y Asia. En Alemania, la plantilla se mantuvo estable en 131,652 personas. En investigación y desarrollo, la plantilla aumentó en 2,949 personas, hasta alcanzar los 76,121 asociados.