EL AEROPUERTO INTERNACIONAL DE DENVER COMIENZA LA CONSTRUCCIÓN DEL CONTRATO DE RENDIMIENTO ENERGÉTICO MÁS GRANDE DE COLORADO

En los Estados Unidos de America el Aeropuerto Internacional de Denver se ha embarcado en el Contrato de Rendimiento Energético más grande jamás realizado en el estado de Colorado. A través de este esfuerzo se implementaran varias medidas que reducirán significativamente el uso de energía y agua en todo el aeropuerto, al mismo tiempo que reducirán su huella de carbono.

Edición Digital Enero 2023




Al respecto el director ejecutivo del Aeropuerto Internacional de Denver, Phil Washington, comento: “Esta iniciativa es el proyecto de mayor impacto jamás emprendido para mejorar la sustentabilidad del aeropuerto, uno de los principios rectores de nuestro plan Vision 100, el contrato viene con ahorros garantizados y rendimiento del sistema, lo que nos impulsa a alcanzar nuestro objetivo de convertirnos en uno de los aeropuertos más sostenibles del mundo”.

Después de completar un proceso competitivo de solicitud de propuestas, el Aeropuerto Internacional de Denver seleccionó a la compañía McKinstry como el contratista para los servicios de implementación. El contrato comenzó con una auditoría integral de grado de inversión realizada en más de 8 millones de pies cuadrados de las instalaciones del aeropuerto. El proceso de implementación se programo para comenzar en octubre y continuará durante un período de siete años, incluidos tres años de construcción seguidos de un período de medición y verificación.

Por su parte Leslie Larocque, vicepresidenta de energía y servicios técnicos de McKinstry, comento: “McKinstry tiene el honor de asociarse con el Aeropuerto Internacional de Denver, la Oficina de Energía de Colorado y nuestra comunidad empresarial local propiedad de mujeres y minorías para ayudar al aeropuerto a modernizar la infraestructura aeroportuaria en beneficio de los viajeros. Este proyecto supone grandes avances para que el Aeropuerto Internacional de Denver logre sus objetivos de reducción de energía, agua y carbono, y McKinstry celebra su audaz iniciativa para liderar el camino en la sostenibilidad”.

En la parte técnica la auditoría identificó inicialmente más de 60 posibles oportunidades de sostenibilidad en todo el aeropuerto que se revisaron y priorizaron en siete medidas de alto valor para su implementación. El proyecto incluye mejoras de submedidores de iluminación, agua y en la parte de refrigeración las torres de enfriamiento, con la mayor parte del trabajo enfocado en el Sistema de Gestión de Controles de Energía del Aeropuerto Internacional de Denver para mejorar la eficiencia energética y la comodidad de los pasajeros. Los detalles sobre el alcance del trabajo incluyen lo siguiente:

Iluminación
38,100 reemplazos, modernizaciones y accesorios nuevos de lámparas LED

Agua
932 renovaciones de válvula de descarga de inodoro
285 reconversiones de válvula de descarga de urinario
715 restrictores de flujo en grifos
61 cabezales de ducha de bajo flujo

Sistema de Gestión de Controles de Energía
Reemplazo y optimización de los sistemas de control de edificios en el Concourse A, Concourse C, el edificio de oficinas del aeropuerto y la terminal

Submedidor de Torre de Enfriamiento
Se reduciran los cargos por descargas de drenaje y alcantarillado en $130,000 dólares al año.

El resultado del proyecto se medirá y verificará al finalizar el proyecto, con una garantía de 19.6% en ahorro de energía, 28.3% en reducción de agua y 30,278 toneladas métricas de reducción anual de CO2.

Para concluir Will Toor director ejecutivo del proyecto, comento: “El proyecto del Aeropuerto Internacional de Denver es un ejemplo importante de la dedicación de Colorado a nuestros objetivos de energía y sustentabilidad, este proyecto no solo muestra a los locales y visitantes de Colorado que la sustentabilidad es lo más importante para nosotros, sino que también establece un ejemplo para que otros estados, países e industrias piensen en grande e inviertan en proyectos a gran escala que ahorren dinero, mejoren la calidad del aire acercándonos a un futuro de energía limpia. La Oficina de Energía de Colorado se complace en apoyar este trabajo”.