LOS MUELLES NEUMÁTICOS RESUELVEN PROBLEMAS DE RUIDO

Con información e imágenes de: Mason Industries Inc.

Edición Digital Noviembre 2022




Los sistemas de muelles neumáticos están presentes en un gran y creciente número de proyectos donde se aplica su eficacia para resolver problemas de ruido muy desafiantes, tal es el caso de equipos montados en techos donde se tienen instalados sistemas antivibratorios como los resortes de acero, aunque los resortes de acero pueden diseñarse para frecuencias naturales de 84 CPM (con deflexión de 5”) o menos, y proporcionan un excelente aislamiento a velocidades de funcionamiento más bajas, zumbidos y gemidos de alta frecuencia a 60 o 120 Hz., (típico de todos los sistemas eléctricos y mecánicos), pueden viajar hacia abajo a través de la bobina de resorte de acero con poca reducción de energía. En este caso una almohadilla de goma en la parte inferior del soporte del resorte puede ayudar, pero la experiencia ha mostrado en muchas ocasiones que no importa cuántas capas de goma se hayan instalado debajo del montaje (en ciertos casos se han apilado capas de almohadilla de hasta 6” de alto), la perturbación de alta frecuencia encontró su camino.

Los resortes neumáticos eliminan el problema ya que el equipo está sostenido por una columna de aire presurizado dentro de un cuerpo de neopreno flexible tapado y sellado en la parte superior e inferior. Actualmente todavía no se ha encontrado un problema de transmisión de alta frecuencia que no pudiera resolverse con un sistema de resorte neumático, ya que la vibración y la perturbación del ruido no pueden viajar a través del cuerpo de neopreno.

Los resortes neumáticos a menudo se instalan como una actualización cuando el material de aislamiento original no funcionó. En esta situación, una empresa de tecnología muy conocida se trasladó a un edificio anteriormente ocupado por una gran empresa de muebles en el centro de la ciudad de San Francisco, California. En esta nueva ubicación, un enorme chiller estaba montado directamente encima de su futura sala de conferencias y el sonido y la vibración que pasaban a través de los aisladores de resorte producían niveles de ruido muy altos a los ocupantes que se encontraban debajo.

En este caso la empresa de acústica, Wilson Ihrig and Associates, realizo las mediciones de sonido después de la instalación compartiendo los excelentes resultados obtenidos. Como se muestra en el gráfico, la sala de conferencias tenía una clasificación de sonido inicial de NC-65, que sería el nivel de ruido típico en una fábrica ajetreada. El reemplazo de los soportes de resorte de acero con los soportes Mason SLR-MAS suministrados por Mason West, redujo esto a un NC-30 muy silencioso, más que adecuado para el espacio de la sala de conferencias.

Cabe mencionar que para conseguir estos excelentes resultados fue de gran ayuda Jim Nelson y el equipo de Wilson Ihrig and Associates compartiendo las mediciones de seguimiento y también Edsel Palma de Mason West por trabajar en estrecha colaboración con el contratista para ayudar a llevar el proyecto a una conclusión exitosa.