CONSIDERACIONES SOBRE EL AIRE ACONDICIONADO EN LOS AUTOMÓVILES

El aire acondicionado en los vehículos sobre todo durante la época invernal desempeña varias importantes funciones pero la principal es la de contribuir a la seguridad de los ocupantes incluyendo la del conductor.

Durante el invierno cuando las temperaturas sobre todo por las mañanas alcanzan niveles muy bajos la gente acostumbra manejar vestidos con demasiada ropa como esquimales, lo que le resta movilidad haciendo peligrosa la conducción, en este caso lo mas aconsejable es circular con el aire acondicionado encendido en velocidad baja y en la posición de recirculación activada sobre todo en las grandes ciudades donde los niveles de contaminación y humo son altos afuera del vehiculo, esto cambia para los casos de largos viajes por carretera debido a que el aire después de mucho recircularse llega a viciarse con la correspondiente disminución del oxigeno en la cabina.

En las mañanas cuando el frió es intenso subimos al auto y ponemos la temperatura al máximo para eliminarlo, el resultado es contraproducente debido a que se ha comprobado que al climatizar el habitáculo del auto por encima de los 25 grados centígrados provoca somnolencia sin importar si en el exterior la temperatura es baja o alta.

Pero, ¿cual es la temperatura ideal?… Según estudios recientes entre 22 y 23 grados centígrados como máximo es la temperatura ideal, en los autos con climatizador automático es fácil alcanzarla, en los que no lo tienen hay que percibir la sensación térmica en nosotros para alcanzarla.

Ahora las temperaturas bajas tienen otra consecuencia importante sobre el habitáculo del automóvil provocando que los cristales se empañen debido al choque de calor que existe dentro del mismo y el frió exterior, provocando que se tenga una visibilidad nula o muy reducida. Cuando se presenta este problema se debe colocar la calefacción al máximo por un corto tiempo hasta que pase el efecto, al eliminarse el problema no debemos olvidar que es importante alcanzar la temperatura ideal de entre 22 y 23 grados descrita anteriormente para evitar el sobrecalentamiento excesivo del habitáculo con la consecuente somnolencia a sus ocupantes.

Otro de los casos en donde el aire acondicionado contribuye de manera importante a la seguridad dentro del automóvil, es en los largos viajes por carretera sobre todo por las noches cuando la somnolencia afecta al conductor, es importante encender el aire acondicionado en la posición mas fría al máximo por breves lapsos para bajar la temperatura del habitáculo, lo que contribuye a disminuir el sueño.

Como podemos ver, el aire acondicionado y la calefacción en los automóviles son mas que un ítem de lujo, son una necesidad contribuyendo principalmente a mantener la seguridad de sus ocupantes.