INSTALACIONES DE PRUEBA DE COVID-19 EN ESCOCIA UTILIZAN LA SOLUCIÓN DE REFRIGERACIÓN Y CALEFACCIÓN DE CARRIER

En la cuidad de Glasgow, Escocia, el clima interior en los nuevos laboratorios de pruebas COVID-19 de clase mundial de NHS Scotland se mantiene climatizado mediante sistemas de refrigeración y calefacción de alto rendimiento de la compañía Toshiba Carrier UK, una empresa conjunta entre Toshiba Carrier Corporation y Carrier, que forma parte de Carrier Global Corporation (NYSE: CARR).

La empresa suministró enfriadores de aire Carrier y sistemas de aire acondicionado de flujo variable de refrigerante (VRF) y recuperación de calor de Toshiba para las nuevas instalaciones de prueba ubicadas en el Hospital Gartnavel, Glasgow, y Lauriston Place, Edimburgo. Las instalaciones, llevadas a cabo por la División de M&E de Morris & Spottiswood, ahora comercializada como Livingston Building Services, son parte de un rápido despliegue de instalaciones de prueba convertidas a partir de instalaciones sanitarias existentes en Escocia.

Cabe mencionar que mantener una temperatura estable en los laboratorios es vital para garantizar que las pruebas brinden resultados consistentes y de alta calidad, así como un ambiente de trabajo cómodo.

“El proveedor de equipos existente no pudo cumplir con las fechas de entrega requeridas, y necesitábamos una solución alternativa de alta calidad con muy poco tiempo de anticipación”, dijo David Fitzpatrick, Gerente de Contratos de Livingston Building Services, quien dirigió los proyectos. «Toshiba Carrier UK suministró enfriadores Carrier y sistemas Toshiba VRF de stock en 48 horas, lo que nos permitió continuar con la instalación sin perder el ritmo y completar los proyectos a tiempo».

Los laboratorios funcionan las 24 horas del día y los sistemas HVAC están diseñados con redundancia completa N + 1 para garantizar que siempre haya una planta en espera para la continuidad del enfriamiento.