POR LA INVASIÓN DE RUSIA A UCRANIA, ITALIA LIMITA A 25 °C EL AIRE ACONDICIONADO EN VERANO Y LA CALEFACCIÓN A 19 °C EN INVIERNO

En Italia durante la última semana del mes de Abril se dio a conocer que el gobierno habría impuesto una medida para limitar la temperatura de enfriamiento en los equipos de aire acondicionado a 27 °C con una tolerancia de -2 °C para llegar a un límite inferior de 25 °C, dicha medida estaría vigente para escuelas y otros edificios públicos entrando en vigor a partir del mes de Mayo.

Edición Digital Octubre 2022




Dicha iniciativa llamada “Operación Termostato” se ha implementado con el fin de sortear una posible crisis energética exacerbada por la guerra que se vive por la invasión de Rusia a Ucrania obligando al racionamiento de energía para evitar una futura escasez energética, ademas durante el anuncio de dicha medida también se llevó a cabo la firma por parte de los ministros del país europeo de un acuerdo con el gobierno del país africano de Angola para el suministro de Gas.

En la firma del convenio de suministro de gas con Angola, el ministro italiano de Relaciones Exteriores anuncio que también se firmó una declaración de intenciones para el desarrollo de nuevas empresas de gas natural aumentando así las exportaciones del vital combustible a Italia.

Cabe mencionar que Italia importa actualmente el 45% de su gas natural de Rusia y la medida de limitar la temperatura en los equipos de aire acondicionado surgió luego que el primer ministro italiano Mario Draghi mencionara irónicamente en una conferencia a los sistemas de aire acondicionado en relación con la guerra entre Rusia y Ucrania al señalar que para tener paz los italianos deberían sacrificar el uso de sus aires acondicionados para ahorrar energía ya que Italia cumpliría con la Union Europea en el caso que esta decidiera imponer un embargo al uso del gas proveniente de Rusia.

La medida estará vigente desde Mayo de 2022 hasta Marzo de 2023 y además durante el invierno los equipos de calefacción no podrán exceder los 17 °C con una tolerancia superior de 2 °C para llegar a una temperatura máxima de 19 °C esto con el mismo fin de racionalización energética durante todas las estaciones del año.

Para el cumplimiento de la medida aunque no se especifica cuales serian los controles de vigilancia que se implementarían, en el caso que inspectores oficiales captaran la omisión de dicha medida las multas por parte del gobierno irían de 500 € a 3,000 € euros.

Destaca el hecho que la medida inicialmente no aplicara para hospitales pero si podría extenderse a los domicilios particulares dependiendo del entorno y el desarrollo de los hechos.